Monterrey (Méjico).  Con ocasión de la visita de animación de la Madre General, Sor Yvonne Reungoat, se ha celebrado el 50º de la erección canónica de la Inspectoría “Mater Ecclesiae” – Méjico Norte (MMO).

El 14 de noviembre de 2019 fue una jornada de fiesta y de agradecimiento a Dios por los 50 años de vida y de misión de la Inspectoría Mater Ecclesiae Méjico-Norte (MMO)

que fue erigida canónicamente el 20 de septiembre de 1969. Son ya 125 años de presencia de las Hijas de María Auxiliadora en Méjico desde la erección, el 28 de enero de 1931, de la Inspectoría Nuestra Señora de Guadalupe (MME)

 

Estuvieron presentes Madre Yvonne Reungoat, Don Pascual Chávez Villanueva, Rector Mayor emérito, las Inspectoras que en este tiempo han animado la Inspectoría:

Sor Blanca Villalón, Sor Teresa Zumaya, Sor Marina Nieto y Sor Myrna Elizabeth Rodrígu; Suor Guadalupe Torres Montiel, Inspectora de la Inspectoría Nuestra Señora de Guadalupe Méjco Sur (MME) y Sor Leonor Guadalupe Salazar, Inspectora (MMO) que dio la Bienvenida a la Madre y a los presentes.

El festival artístico se desarrolló en el Auditorio del Instituto Excelsior de la ciudad de Monterrey. Por medio de una representación teatral se puso en relieve uno de los momentos históricos vividos por las FMA, el tiempo de la persecución religiosa, que determinó un crecimiento de la Iglesia en Méjico, preparando un terreno fecundo en el cual florecieron abundantes vocaciones religiosas, que han enriquecido el País.

 

Los alumnos de las escuelas de Monterrey presentaron con coreografías el folklore mejicano. Fue significativa la entrega de un reconocimiento a los que en estos cincuenta años han colaborado en las obras de las FMA, durante más de 20 años, para difundir el carisma, entre los cuales hay educadores, personal de la administración, animadores que con gran dedicación y fidelidad han empleado su vida al servicio de los niños y de los jóvenes. En la conclusión, la Madre dejó un mensaje de aliento y de esperanza a todos los participantes.

 

Al final de la jornada  hubo la Celebración Eucarística, presidida por Don Pascual Chávez y otros concelebrantes salesianos. Madre Yvonne Reungoat presentó al Señor una lámpara encendida, signo del carisma que hace 125 años llegaba a Méjico con las 6 primeras Hijas de María Auxiliadora. Algunas Inspectoras, que han prestado su servicio de animación a la Inspectoría, expresaron el deseo de continuar recordando el pasado con gratitud y vivir el presente con amor, mirando el futuro con esperanza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.