Home Consejera para las Misiones

Consejera para las Misiones

“La Consejera para las Misiones tiene la responsabilidad de dar impulso a la acción misionera del Instituto en los pueblos en vías de evangelización” (C. 130)

Desde el 2008 el Ámbito para las Misiones està animado y coordinado por Sor Alaide Deretti, Consejera para las Misiones.

Sor Alaíde Deretti

Suor Alaíde Deretti
Suor Alaíde Deretti – Consejera para las Misiones

Nace en Massaranduba (Brasil) el 25 de abril de 1950. Obtiene el título de Maestra en el Instituto Maria Auxiliatrice de Rio do Sul. Y, después de los votos religiosos, la Licenciatura en Pedagogía en la Universidad Pontificia Católica de Porto Alegre.
En los años 1985-87 frecuentó el Curso de Espiritualidad Salesiana en el Auxilium (Roma). Fue profesora, Directora, Secretaria y Consejera Inspectorial.

Como Inspectora de la Inspectoría N.S.Aparecida de Porto Alegre (1993-1999) estuvo siempre atenta a cuidar la vida espiritual de las hermanas, a profundizar la espiritualidad salesiana, a crear comunión entre los miembros de la comunidad educativa para asegurar calidad a la misión entre los jóvenes.
Por tres años fue Presidenta de la Conferencia Interinspectorial del Brasil (CIB), ocupó el cargo de Secretaria ejecutiva de la Conferencia de los Religiosos del Brasil (CRB Porto Alegre).
Como Delegada del CGXXI (2002) participó en la fase preparatoria, en la Comisión pre-capitular, recibiendo del mismo el mandato de Consejera Visitadora. Durante el sexenio visitó 11 inspectorías en tres Continentes: América Latina, Europa y África.

En el CGXXII (2008), Sor Alaíde fue llamada a animar el Ámbito para las Misiones, servicio que le volvió a ser confirmado en el CGXXII (2014). En este período estuvo comprometida en la formación, acompañamiento y puesta al día de las neo-misioneras y misioneras ad gentes. Apoyó la realización de la Mostra Missionaria, en Mornese, el Proyecto de Espiritualidad Misionera (PEM) y el relanzamiento del Proyecto Por una casa común en la diversidad de los pueblos.
En el período 2008-2014 se hizo peregrina en las tierras de misiones y visitó 35 Inspectorías y 44 Naciones. En el período 2015-2018, 25 Inspectorías y 24 Naciones. Además, se comprometió a acompañar el proceso de apertura de nuevas presencias en el Instituto, además de la sensibilización y formación misionera, en sinergia con los otros Ámbitos y con el Sector SDB.

En la animación del Ámbito la Consigliera es ayudada por las Colaboradoras:

Sor Blanca Sánchez

Sor Maike Loes

Le Collaboratrici dell'Ambito per le Missioni
Las Colaboradoras del Ámbito para las Misiones

 

El Ámbito para las Misiones interactúa con las Inspectorías a través de la Coordinadora local que, en el Equipo inspectorial, contrubuye a animar los procesos específicos de la dimensión misionera.

Blog ANDATE
FB MISSIONARIETÀ
FB PRIMO ANNUNCIO

La  misión del Ámbito

“Id… seréis mis testigos hasta los confines de la tierra”  (Mc 16, 15 y Hch 1,8).
La misión es el corazón de la Iglesia, es parte constitutiva de la identidad de todo bautizado. “Es algo que no puedo erradicar de mi ser. Yo soy una misión en esta tierra”.
La misión de la Iglesia nace de la Missio Dei: “¡Dios es amor!” En Jesús, Dios se ha revelado Padre de todos y, por medio de Él, en la potencia creadora del Espíritu, ha confiado a la Iglesia la tarea de revelar Su amor a todos los pueblos, naciones y culturas:”Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura”.
Con el DecretoAd gentes” (1965) la Iglesia se renovó en su identidad misionera. Respondiendo al mandato de Jesús, se hizo disponible para descubrir las semillas del Verbo presentes en la realidad, para despertar el corazón de la gente y para revelar el proyecto de Dios.
Insertado en la Iglesia, el Instituto de las FMA realiza el mandato misionero de Jesús en fidelidad a sus orígenes carismáticos que son siempre orígenes misioneros. Don Bosco y Madre Mazzarello hicieron concreto el deseo de anunciar a Jesús a los/las jóvenes. Porque tenían un corazón y una mirada amplia, sabían cómo ir más allá de las fronteras del Piamonte. En el tiempo, ¡el Instituto ha cruzado mares y montañas abrazando a todos los pueblos, los continentes, los/las jóvenes de todos los tiempos!
Hoy el Instituto vive del ardor misionero de los Fundadores y del testimonio de las primeras misioneras, que partieron en 1877 hacia el Uruguay, llenas del “Da mihi animas cetera tolle”, con el único deseo de responder al encargo: “A ti te las confío”.
El Capítulo General XV Especial /1969) creó la Oficina Misionera Central, hoy “Ámbito para las Misiones”. Desde su creación, el Ámbito se compromete a que el Instituto pueda responder a su vocación misionera, tomando conciencia más clara de ello, en sintonía con la Iglesia, en las diversas realidades geográficas y culturales. Acogiendo la invitación del CGXIII – Ampliad la mirada…-  el Ámbito acompaña a las FMA a una mayor comprensión del mandato misionero de Jesús, para que la Palabra de Dios llegue a todas las gentes como palabra de vida, de fe y de ciudadanía activa. Ello tiene como mandatos específicos: preparar a las neo-misioneras y acompañar a las ad gentes, movilidad humana, diálogo intercultural/interreligioso/ecuménico, minorías étnicas y religiosas, primer anuncio de Cristo, presencia FMA en contextos  plurirreligiosos.

Documentación