Home Consejera para la Formación

Consejera para la Formación

“La Consejera para la Formación anima y promueve la formación integral y continua de las Hijas de María Auxiliadora, en fidelidad al carisma y a las exigencias específicas de los distintos contextos. Sigue, especialmente, el período inicial” (C. 128)

Desde el 2014 el Ambito para la Formación es animado y coordinado por Sor María Nieves Reboso, Consejera para la Formación.

Sor María Nieves Reboso

Nace en Santa Cruz de Tenerife en las Islas Canarias (España) il 27 de octubre de 1952.

Es alumna del colegio Hogar Escuela de Tenerife. En este ambiente salesiano cursa sus estudios desde la Escuela Primaria hasta la Escuela Superior (Escuela de Magisterio). Su gran deseo es cumplir la misión de maestra y educadora, dando a los niños todo lo bueno que ella ha recibido.

La experiencia de aquellos años la ayuda a formarse como educadora salesiana. En el colegio no solo estudia, sino que se implica plenamente en el oratorio, en el deporte, y participa en los grupos de formación a la fe, donde conoce y crece siempre más su entusiasmo por Jesús. Junto a las hermanas y a otros jóvenes, se dedica a la misión en las periferias, donde encuentra muchos niños pobres y colabora como animadora del Oratorio. Todo lo que vive, la interpela en la búsqueda del proyecto de Dios sobre ella. Estas ricas experiencias ponen los fundamentos a su vida y la preparan a decir “sí” a la llamada de Dios, atraída también por un gran amor y entusiasmo por Don Bosco y por María Mazzarello. Emite su primera Profesión el 5 de agosto de 1978 en Madrid.

En el período del juniorado frecuenta el bienio de Espiritualidad Salesiana en la Facultad Pontificia de Ciencias de la Educación “Auxilium” en Roma. Obtiene, posteriormente, el Bachillerato en Teología en el Centro de Estudios Teológicos de Sevilla. Frecuenta un Curso trienal de Formación para Directores de Ejercicios Espirituales en la Universidad de Salamanca, organizado por los Jesuitas. Esta experiencia, que resultó muy rica, le proporcionó elementos y cualidad para desarrollar su futura misión de acompañar y animar los Ejercicios Espirituales para las hermanas y para los jóvenes.

Asume compromisos de animación en varias comunidades de la Inspectoría, sobre todo en las casas de formación acompañando la preparación de las aspirantes y postulantes. Colabora desde los inicios en la realización del Proyecto Mornese en lengua española y acompaña la animación de los diversos grupos de hermanas, laicos y jóvenes, organizados por el Centro del Instituto o por la propia Inspectoría.
En el período en que es Coordinadora inspectorial para la Formación, coordina el curso de formación permanente para las FMA de España y de América Latina en Sanlúcar la Mayor.
Después es la Coordinadora inspectorial para la Pastoral juvenil y Vicaria inspectorial y, desde el 2009, Inspectora de la Inspectoría “María Auxiliadora” con sede en Sevilla.
Es elegida Consejera para la Formación durante el Capítulo general XXIII. Al dar su adhesión a la petición de la Madre, Sor Nieves afirma: “He aprendido de Madre Mazzarello a decir siempre que Sí, aún cuando las cosas van más allá de cuanto puede parecer posible a mis fuerzas. Así se ve más clara la acción de Dios. Con esta confianza digo Sí”.

En la animación del Ámbito para la Formación, Sor Nieves es ayudada por las colaboradoras:

  • Sor     Fisichella Maria
  • Sor Miranda Anelfreda
Le collaboratrice nell'Ambito per la Formazione
Las colaboradoras del Ámbito para la Formación

 

El Ámbito se compromete a asumir un estilo de animación que promueva la unidad vocacional y la cualidad de la misión educativa. Ejerce la coordinación para la comunión a través de la reflexión y la búsqueda, en colaboración con los otros Ámbitos y con las Consejeras Visitadoras.

Cuida especialmente de las formadoras para que, en fidelidad a los criterios dictados por las exigencias del carisma, puedan ser acompañadas en su itinerario de crecimiento y en la asunción y actuación del ministerio a ellas confiado, también mediante propuestas formativas ofrecidas por el Ámbito.
Promueve la inculturación del Proyecto Formativo, teniendo en cuenta la internacionalidad de las presencias y del rostro intercultural de las comunidades.

La misión

La formación es en sí misma una “progresiva asimilación de los sentimientos de Cristo”. Es un camino que dura toda la existencia e implica a toda la persona, corazón, mente y fuerzas para hacerla similar al Hijo que se da al Padre por la humanidad. Es “participación en la acción del Padre que, mediante el Espíritu, plasma en el corazón […] los sentimientos del Hijo.”

En nuestra vida de FMA la formación asume las características de la específica experiencia de Espíritu Santo que don Bosco y Madre Mazzarello nos han transmitido, y que nosotras personalmente y comunitariamente tenemos el deber de vivir y desarrollar en sintonía con el cuerpo de Cristo que crece continuamente (C. 77).

Procesos en curso

  • Reflexión, elaboración y transmisión de las Orientaciones para la etapa formativa del juniorado.
  • Continuación de los caminos de inculturación del Proyecto Formativo – En los surcos de la Alianza – evaluando y siguiendo los procesos de elaboración de los Itinerarios Formativos inculturados para la formación permanente e inicial.
  • Formación de las Maestras de las novicias en la tarea que se les ha confiado: ’enseñar’ las Constituciones, como camino privilegiado para la asunción de la Identidad carismática de FMA.
  • Acompañamiento de los noviciados de Europa y Oriente Medio para garantizar la gradualidad y la continuidad de los procesos formativos en las etapas iniciales de la formación, implicando a inspectoras, formadoras, comunidades formativas y novicias.
  • Acompañamiento de algunas realidades en el proceso de elaboración de Orientaciones para la etapa formativa del pre-PVO a nivel de Conferencia.
  • Profundización del coloquio personal, en la óptica de la mística del encuentro, con una gran implicación de las FMA, para asumirlo como elemento clave de nuestra espiritualidad, identificando algunos caminos concretos a recorrer.
  • Cuidado de procesos que contribuyen a hacer efectiva y a actuar concretamente la estrategia de la Coordinación para la comunión a nivel inspectorial y local.
    • Elaboración de orientaciones para la Formación de las neo-directoras y de las que ya están en servicio.
    • Elaboración de Líneas guía para la asunción y puesta en práctica de la tarea de Coordinadora inspectorial para la Formación.
  • Proceso de reflexión, con el Ámbito para las Misiones, sobre las vocaciones indígenas en América, implicando a las comunidades formativas, las FMA y las jóvenes en formación para escuchar y conocer las especificidades culturales en vida de la elaboración de itinerarios formativos inculturados.

Documentación