Foto: Iusve Cube radio/Marica Padoan

Rosolina (Italia). El 4 de octubre de 2020, en la conclusión del Tempo del Creato, en Rosolina, en la provincia de Rovigo (Italia), se llevó a cabo el evento en que se presentó al público el proyecto “Jardín Laudato si’”, para la mejora y el cuidado de los ecosistemas y de la biodiversidad de la zona del Delta del Po.

El proyecto se inscribe en el curso de las celebraciones del Año Especial Laudato sí´, impulsado por el Papa Francisco, y está promovido por el Dicastero per il Servizio dello Sviluppo Umano Integrale y por siete municipios del territorio, por la Región Véneto y por Agricultura del Véneto. Después de la publicación de la Encíclica Laudato Si` (2015), las Administraciones locales, a petición del párroco de Rosolina, don Lino Mazzocco, crearon una asociación para la mejora y el cuidado de los ecosistemas y de la biodiversidad de la zona del Delta del Po, integrándolo en las actividades humanas y dando vida a un lenguaje expresivo inspirado en la interconexión.

Como ha explicado don Joshtrom Isaac Kureethadam, Responsable del Año del Aniversario Especial Laudato si´ y Coordinador de la Taskforce Ecológica de la Comisión Vaticana Covid-19, en una intervista a Vatican News, el Jardín surge en una zona que ha sido degradada por un mal modelo de desarrollo que ha estropeado toda la zona. El proyecto prevé la implicación concreta de las actividades productivas del territorio y no sólo esto: “Cuando hablamos de jardín pensamos sólo en plantar árboles, pero se tratará también de la atención a la dimensión social, porque ésta ha sido una zona degradada. Hay una curación, una recuperación de este terreno, a través de las empresas de la agricultura, de la pesca y muchas otras”.

El evento inaugural se desarrolló en el centro del Parque Regional Véneto del Delta del Po, en el Jardín botánico de Puerto Caleri, con la implicación y la participación de todos los actores del territorio: empresas, artesanos, escuelas, parroquias, asociaciones de la sociedad civil, exponentes del mundo político- económico.

La creadora de este evento, sor Alessandra Smerilli – Hija de María Auxiliadora, Profesora ordinaria de Economía Política en la Pontificia Facoltà di Scienze dell’Educazione «Auxilium» de Roma, Consejera de Estado de la Ciudad del Vaticano y Coordinatrice della Taskforce economia della Commissione Vaticana per il Covid-19 – en su intervención aclaró el valor del proyecto:

“Hoy nace el Jardín Laudato si´, las personas de este lugar dan vida a un proyecto que las une para realizar un modelo de desarrollo en armonía con la creación y con las criaturas y orientado a la paz. Lo hacen para la tierra, para las futuras generaciones, porque están experimentando que  puede haber de verdad una relación virtuosa entre la tierra y el hombre. Con la acción de la atención, gestión, modelado, este lugar se ha transformado en un tesoro de biodiversidad y de esta tierra se extrae no sólo la belleza, sino también lo necesario para vivir.

El signo de la Capilla Laudato Si´, nos recuerda que el Señor puso al hombre en el jardín del Edén para que lo cultivase y lo custodiase. Cultivar y custodiar la tierra, custodiarnos  entre nosotros.

En el tiempo desafiante que estamos viviendo de la pandemia, inaugurar un Jardín Laudato Si` es un signo de esperanza. Hoy lo celebramos también por medio del arte, que es expresión de gratuidad. El canto de la tierra nos ayude a agradecer, a contemplar y a cuidarnos. Cuando lo percibimos, descubrimos en los otros y en la naturaleza algo mucho más grande que su utilidad”.

El “Concierto para la Ecología integral” fue llevado a cabo por el tenor Francesco Grollo, acompañado por la Orquesta Rítmico-Sinfónica Italiana dirigida por el Maestro Diego Basso y por los coros Art Voice Academy y Opera House. El despliegue musical simbolizaba el enlace armonioso entre vida, naturaleza, relaciones humanas, economía, valores del encuentro y de la acogida.

Al final, el Card. Peter K.A. Turkson, Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, inauguró la “Cappella Laudato si’, realizada por el Arq. Mario Cucinella. 5 personas , representantes de los 5 continentes, hicieron el gesto de regar las plantas traídas por los niños y los adolescentes y el Cardenal recitó una oración a Dios creador, bendiciendo a los presentes y la tierra lugar del proyecto: “ Haz, oh Señor, que podamos conservar con amor la obra de tu creación y ver siempre en ella el reflejo de tu bondad”.

Concluyó con estas palabras: “Esta tarde el amor que está en el corazón de los hombres se refleja en la naturaleza. Es bueno no tener que estar siempre pendientes de la violencia que se cierne sobre la naturaleza, con la destrucción y los abusos que la naturaleza sufre de nuestras manos, y en cambio poder admirar una situación de armonía en la cual se manifiesta el amor por la naturaleza”.

Después del evento del 4 de octubre de 2020, el proyecto continúa con iniciativas dedicadas a escuelas, parroquias, empresas, universidades y familias, para mantener el compromiso a vivir el mensaje de la Encíclica.

1 COMENTARIO

  1. Bom dia,
    Parabéns Ir. Alessandra. Projeto como este merece o nosso aplauso e apoio e deveria povoar o nosso planeta. Abraço

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.