Roma (Italia). El 22 de abril de 2020 si ha celebrado la Jornada Internacional de la Madre Terra – #EarthDay. En el 50º aniversario de su institución por parte de la ONU, adquiere un significado particular y traslada el pensamiento a todas las personas que sufren por el Covid-19, o por otras enfermedades, que silenciosamente perjudican vidas humanas, sobre todo a quienes son más frágiles.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, con ocasión de la Jornada de la Tierra ha hecho referencia a trabajar juntos y a hacer opciones concretas para proteger el planeta Tierra y después ha concluido pidiendo que estemos unidos por “un futuro sano y resiliente para las personas y el planeta”.

El Instituto FMA se ha animado con el testimonio y el compromiso manifestados por niños, adolescentes y jóvenes del Movimiento Juvenil Salesiano por sus opciones, decisiones, esfuerzos coherentes, motivados y convencidos. Los jóvenes se sienten realmente #OnePeopleOnePlanet, sensibles a los problemas de los ecosistemas y a la crisis climática, y están atentos a los modelos de desarrollo que amenazan la existencia de la vida sobre el planeta.

Hoy nos damos cuenta de lo importante que es la salud y de cómo está ligada a la de los otros. La salud de las personas está ligada a la salud del planeta; para proteger la salud de las personas hace falta proteger también la del planeta; para curar las enfermedades de los hombres hace falta curar también las enfermedades del planeta, del agua, del aire, de la tierra y de sus habitantes.

Por esto se necesita una solidaridad universal y una nueva economía, la economía del cuidado del planeta y de sus habitantes. Como el Secretario General de la ONU sugiere, hay propuestas concretas para salir de la pandemia; las seis líneas de acción para la recuperación que él formula evidencian sobre todo la perspectiva de salvaguarda del planeta “hacia una mejor recuperación juntos”.

El mensaje del Papa Francisco del 22 de abril, durante la Audiencia general, fue iluminador: “Está bien converger juntos de todas las condiciones sociales y dar vida también a un movimiento popular “desde abajo[…] Cada uno de nosotros puede dar su pequeña contribución: “No hace falta pensar que estos esfuerzos  no cambiarán el mundo. Tales acciones difunden un bien en la sociedad que siempre produce frutos más allá de cuanto se pueda constatar, porque provocan en el seno de esta tierra un bien que tiende siempre a difundirse, a veces invisiblemente” (LS, 212)”.

Solicitado por la Encíclica “Laudato sí”, el Ámbito para la Pastoral Juvenil FMA ha ofrecido propuestas pastorales e iniciativas a las Comunidades Educativas para convertirse juntos en un movimiento que transforma el mundo mediante pasos conscientes, de corresponsabilidad, para ser solidarios con la tierra, los pueblos y las generaciones futuras; y pasos de proximidad y cuidado a través de procesos educativos que sustentarán el renacimiento en la “post-pandemia”.

Dos propuestas del 22 de abril han involucrado a jóvenes educadoras y jóvenes exalumnas: la escritura de una “carta a Italia de parte de los jóvenes de #FridaysForFuture” y la participación en el maratón multimedia #OnePeopleOnePlanet.

Los jóvenes escriben: “La salida de la crisis sanitaria deberá ser el momento de volver a comenzar, y la transición ecológica será el corazón y el cerebro de este renacimiento; el punto de partida para una revolución de nuestro entero sistema. El desafío es ambicioso, lo sabemos, pero la apuesta es demasiado alta para echarse atrás. No   todas las generaciones tienen la posibilidad de cambiar de verdad la historia y crear un mundo mejor, el único en el que la vida sea posible. Ésta es nuestra ocasión. No podemos permitirnos volver al pasado. Debemos mirar adelante y preparar nuestro Retorno al Futuro!”.

El maratón multimedia que celebró, en tiempo de Coronavirus, el 50º Aniversario de la Jornada Mundial de la Tierra- Earth Day,  #OnePeopleOnePlanet, fue transmitido por el canal streaming Rai Play, de las 8 a las 20 del 22 de abril en la plataforma www.onepeopleoneplanet.it. Participaron asociaciones, instituciones, exponentes del mundo de la ciencia, de la cultura, del arte, del espectáculo y del deporte. Las numerosas intervenciones, las varias profundizaciones, los testimonios y representaciones afrontaron los grandes temas de la educación ambiental, de la tutela de la naturaleza y del desarrollo sostenible, de la solidaridad y de la paz.

La escucha atenta de los jóvenes ha abierto el corazón a la posibilidad de acoger los signos de una nueva época de solidaridad, de tener cuidado, de apuntar a lo que une, al bien de todos y de cada uno. Un nuevo tiempo para escoger el “hacer bien el bien” en las relaciones interpersonales y con la tierra.

“En este tiempo pascual de renovación, comprometámonos a amar y apreciar el magnífico don de la tierra, nuestra casa común, y a tener cuidado de todos los miembros de la familia humana. Como hermanos y hermanas que somos, supliquemos juntos a nuestro Padre del cielo: “Manda tu Espíritu y renueva la faz de la tierra”” (Audiencia General de Papa Francisco – 22 aprile 2020).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.