Roma (Italia) La Circular 996 de Madre Yvonne Reungoat se abre con los ecos de la Pascua recién vivida por todas las Hijas de María Auxiliadora en un clima particular, de compartir con la familia humana la dolorosa experiencia de la epidemia de coronavirus. Una Pascua “de profunda fe, de esencialidad y de solidaridad vivida “en casa”, pero con el corazón abierto a todo el mundo”, en la que la noticia de la Resurrección pide  estar alerta, para acoger el renacimiento.

La imposibilidad de salir de las propias habitaciones ha llevado también a la Festa della Riconoscenza Mondiale a un cambio de programa, que no ha supuesto menos intensidad en la preparación de las Comunidades de todo el mundo y en las expresiones de gracias llegadas a la Madre General.

Madre Yvonne responde confiando a María su gracias, pidiendo a ella llevarlo a cada FMA, para que sienta a María como “presencia constante, atenta y cuidadosa, sobre todo en este tiempo de emergencia”, así como la sintió don Bosco que, en 1862, dijo a don Giovanni Cagliero: “La Virgen quiere que la honremos bajo el título de María Auxiliadora: los tiempos corren tan tristes que tenemos de verdad necesidad de que la Virgen santísima nos ayude a conservar y defender la fe cristiana” (MB VII, 334).

En este “sábado del silencio” de la historia humana no faltan los interrogantes, los mismos de María a los pies de la cruz, tocada por la pérdida de cuanto tenía de más querido, pero, como educadoras salesianas, la Madre pide que seamos testigos del nacimiento de algo nuevo: “Estamos desconcertadas, pero no desanimadas; inquietas, pero no aplastadas; sorprendidas, pero no desilusionadas. Antes, deseamos colaborar con las jóvenes y los jóvenes en el nacimiento de un mundo nuevo, el que el Espíritu está por generar” y  que acojamos la invitación del Papa Francisco,  del 11 de abril de 2020 en la Omelia della Veglia Pasquale, a no ceder a la resignación, a ser, en las comunidades y en el mundo, mujeres de esperanza.

Madre Yvonne Reungoat comparte con todas las Hijas de María Auxiliadora algunas reflexiones, “fruto de muchos encuentros releídos a la luz del momento que estamos viviendo”, ideas para vivir esta situación inédita con profundidad y apertura, para dejarnos transformar por lo experimentado, pero también para dar espacio a la creatividad del Espíritu que hace entrever horizontes nuevos.

El tema de la  35ª Giornata Mondiale della Gioventù (GMG): Joven, a ti te lo digo, levántate, es, para los jóvenes y para todos, una llamada a la audacia, a  sacudirse el estado de resignación, a ponerse a servir y a tener cuidado de la humanidad sufriente, para ser en la Iglesia el “hoy de Dios”.

La  Madre termina la Circular invocando sobre cada FMA, sobre las comunidades educativas, sobre todos los jóvenes, sobre los miembros de la Familia Salesiana, sobre la humanidad entera  “la bendición de Dios y la presencia materna de María Auxiliadora que celebraremos el 24 de mayo en comunión con toda la Familia salesiana y con la China, de la cual es Protectora especial”.

Circolare 996

1 COMENTARIO

  1. Obrigada querida irmã Yvonne por todas as circulares escritas mais com o coração, a fé, amor apaixonado por Jesus Cristo, pelos jovens, especialmente os mais pobres, ….
    Meu abraço e o abraço das irmãs desta comunidade e a oração.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.