Asia Oriental. El 26 y el 27 de  marzo de 2021 se llevó a cabo online el Congreso de la Conferencia Interinspectorial Asia Oriental (CIAO) Escuela, la Comisión compuesta por Directores y Coordinadores de las Escuelas de base, Estudios Superiores y Formación Profesional de las Inspectorías de Asia Oriental. En el encuentro estaban presentes, en plataforma Zoom, cerca de 200 entre Hijas de María Auxiliadora y educadores/as laicos.

El Congreso fue seguido también en directo streaming en la Pagina Facebook de la Inspectoría S. Maria Domenica Mazzarello de Filipinas y Papua Nueva Guinea (FIL) y registró más de 1.000 participantes de las Comunidades Educativas.

El tema del Congreso era “Educadores Salesianos: Partidarios del Pacto Global por la Educación”. El objetivo era la formación de FMA y educadores laicos de las Inspectorías pertenecientes a la CIAO, para dar una respuesta concreta a los desafíos y a los objetivos delineados por el Papa Francisco en el Pacto Global para la Educación.

Sor Jessica Salvaña, FMA, Responsable CIAO Escuela e Inspectora de la Inspectoría Maria Nostro Aiuto de Camboya y Myanmar (CMY), dio la bienvenida a ponentes y participantes y presentó después el programa de las jornadas.

La Consejera General para la Pastoral Juvenil, sor Runita Borja, en su saludo, expresó la gratitud a la CIAO Escuela por el trabajo llevado a cabo y recordó a los participantes que el futuro de las naciones depende de la formación de los jóvenes, que piden construir un mundo mejor. Por esto, es necesario trabajar juntos y tener una visión unitaria de la Educación. Sor Runita, en fin, animó a generar propuestas y a formular líneas guía, a partir de los contenidos y trabajos del Congreso.

Sor Sarah Garcia, FMA, de la Oficina para los derechos humanos IIMA de Ginebra, Colaboradora del Ámbito para la Pastoral Juvenil y referente CIAO Escuela, propuso una reflexión sobre el tema Dignidad y derechos humanos. La educación a los derechos humanos es parte integrante del derecho a la instrucción. Los derechos humanos se promueven por medio de conocimientos y habilidad, actitudes y comportamientos. Sor Sarah evidenció la necesidad de relanzar un nuevo humanismo y de trabajar por el bien común, con renovado compromiso por una educación que implique a toda la sociedad.

Sor Elena Rastello, FMA, Colaboradora del Ámbito para la PJ, habló de Ecología Integral como camino sinodal que requiere conversión, tanto personal como colectiva. Invitó a los participantes a mirar tanto el don de la creación como los sufrimientos del mundo, educando al diálogo y a la sobriedad. Expresó la importancia de defender la casa común, activando procesos de cambio en los estilos de vida.

El Cardinal Joseph Zen, Salesiano de Don Bosco, Obispo emérito de Hong Kong, envió un video con su intervención sobre Paz y ciudadanía. Como afirma el Papa Francisco, necesitamos una revolución educativa: dedicar tiempo a formar el corazón y construir al hombre, más que concentrarse en la investigación académica. Por medio de la educación, la humanidad se hace consciente de su interdependencia global y se tutela la dignidad de la persona humana. El Cardenal Zen subrayó la importancia de la educación en la formación de los ciudadanos y el papel de las Comunidades Educativas en la política y en la sociedad.

La relación Solidaridad y desarrollo, fue del Obispo auxiliar de la Archidiócesis de Manila, Mons. Broderick Pabillo, SDB, el cual afirmó que no se debe tener miedo al cambio, sino intentar entender qué está pasando con la pandemia y responder a las necesidades actuales de las personas. Enumeró algunas maneras de llegar a los pobres y animó a actuar juntos. Después explicó la necesidad de formar a los laicos en las cuestiones sociales y en las enseñanzas sociales de la Iglesia, estimulándolos a actuar.

La Madre General de las FMA, sor Yvonne Reungoat, manifestó su agradecimiento por el Congreso CIAO Escuela, como una oportunidad para que diferentes culturas,  realidades e idiomas compartieran experiencias, unidas por la “lengua salesiana” de la pasión por la educación. Observó que el mundo de los jóvenes está cambiando y estamos llamados, como Comunidades Educativas, a acompañarlos, para que sean ciudadanos de hoy y de mañana. Los estudiantes tienen necesidad de ser escuchados, porque no se puede educar sin conocerlos y han de poder experimentar buenas relaciones construidas en sinergia.

Sor Assunta Inoue, Consejera Referente CIAO, haciendo eco a las palabras de Don Bosco – “La educación es cosa del corazón” – dijo que la educación es una experiencia que toca el corazón y la personalidad de los jóvenes, no es sólo transmitir saberes y disciplina. Después recordó el kintsugi, una práctica japonesa que, para reparar los vasos rotos, usa el oro líquido para unir los fragmentos, haciendo así los vasos restaurados más preciosos. La metáfora hace reflexionar sobre el estilo de educación: muchos estudiantes están heridos por falta de afecto, por problemas familiares u otras experiencias negativas, pero si están acompañados y guiados con amor, sabrán dar un significado positivo a sus experiencias.

Sor Mabel Pilar, Presidenta de la CIAO e Inspectora de la Inspectoría FIL, invitó a dejarse guiar por las palabras del Papa Francisco: “La educación no puede ser neutra. O es positiva o es negativa: o enriquece o empobrece; o hace crecer a la persona o la deprime, incluso puede corromperla. (…) La misión de la escuela es desarrollar el sentido de lo verdadero, el sentido del bien y el sentido de lo bello(…) La verdadera educación nos hace amar la vida, nos abre a la plenitud de la vida!” (Discorso al mundo de la Escuola Italiana – 10 de majo 2014).

Educa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.