Roma (Italia). “Hoy nos ha nacido en la ciudad de David un salvador, que es Cristo, el Señor” (Lc. 2,11). Es el Mensaje de Felicitación Navideña de la Madre General de las Hijas de María Auxiliadora, Sor Yvonne Reungoat.

“Muy queridas hermanas,
es agradable encontrarnos en esto que se ha convertido en una cita esperada y deseada, en la víspera de Navidad, la fiesta de la Encarnación del Señor.
La Navidad que nos preparamos a vivir es una Navidad distinta de las otras por la situación sanitaria en todo el mundo, por los lutos, las penas, los miedos, las preocupaciones que han entrado, de maneras distintas, en cada comunidad, en cada familia.
Muchas, también entre nosotras, se han visto afectadas en sus afectos familiares y en las amistades, algunas han hecho la experiencia de la enfermedad grave. Y algunas de nuestras hermanas han ido al Paraíso.

La Navidad 2020
Es una Navidad muy especial, y no tiene que ser más triste. Habrá menos luces, menos árboles, menos belenes, menos manifestaciones festivas, pero esto lo permite el Señor para hacer crecer y madurar nuestra espera. Hemos vivido el Adviento, la espera de la venida de Jesús. Y si Él viene, no podemos estar parados: hemos de ir a su encuentro con amor, porque Él es la luz que ilumina el mundo, Él viene a salvarnos… Navidad es ir al encuentro de Jesús, poniendo nuestra vida en sus manos. Navidad es ir al encuentro de las hermanas y de los hermanos, porque también a cada uno/a de ellos/as llega el anuncio: “Hoy ha nacido en la ciudad de David un salvador, que es el Cristo Señor”, un hoy no sólo cronológico, sino el hoy de la presencia de Dios en la vida y en la historia humana, el hoy que da concreción a la esperanza.

Nos deseamos que sea una Navidad de esperanza, la esperanza que nace del encuentro con Jesús, del servicio a quien es más pobre, solo, vive en las “periferias” de las cuales tanto habla el Papa, y ya no tiene la fuerza para la lucha por construir un mañana mejor…

El canto de los Ángeles: no temáis
Los Ángeles, aparecidos a los pastores, cantaron: “No temáis, pues os anuncio una gran alegría, que lo será de todo el pueblo: os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un salvador, que es el Cristo Señor (Lc. 2,10-11).
Es un canto que podemos acoger en nuestra vida, marcada por la situación en que estamos inmersas y siempre bajo la mirada del Padre; un canto que debemos hacer resonar en la vida de quien nos encuentra, de los jóvenes ante todo. Es un anuncio para nosotras, para cada una de nosotras, para cada hombre y cada mujer, porque contiene el estímulo: “No temáis”.
“No temáis”: es la palabra que se repite también para nosotras, hoy: no temáis, Yo estoy con vosotras, no os abandono, sé sacar el bien aun de la marea de dolor que parece querer sepultaros.

El canto de los Ángeles: os anuncio una gran alegría
El no temer, el saber esperar es también la condición para poder regocijarse. Si nuestro corazón está cerrado y replegado en sí mismo, en actitud de autodefensa, se ve todo gris e irreversiblemente negativo, no es accesible a ningún anuncio de alegría; si los jóvenes no encuentran en su camino educadores y educadoras que sepan señalar horizontes llenos de luz, aunque sean difíciles de alcanzar, no sabrán escuchar el canto de los Ángeles e ir a Belén para “ver“ al Niño.

Os anuncio una gran alegría: la alegría de saber que Dios continúa amándonos y no nos abandona nunca, la alegría de podernos amar recíprocamente, la alegría de una salvación del todo gratuita e infinita, la alegría de poder ser signos de Su presencia para los que necesitan encontrarlo en el rostro de quien sabe amar gratuitamente, de quien ofrece prospectivas bellas y de plenitud, aun en medio de la fatiga de una vida cotidiana difícil.

El canto de los Ángeles: ha nacido para vosotros un Niño

Cada nacimiento trae alegría a la familia que lo ha querido y esperado: ¡es la victoria de la vida, es el triunfo del sueño y de la esperanza!
Nos ha recordado el Papa Francisco en la carta sobre el belén “Signo admirable”, del año pasado: “El nacimiento de un niño suscita alegría y estupor, porque nos pone ante el gran misterio de la vida. Viendo brillar los ojos de los jóvenes esposos ante   su hijo recién nacido, comprendemos los sentimientos de María y José que mirando al niño Jesús percibían la presencia de Dios en su vida(n.8). El Niño de Belén trae la victoria definitiva de la Vida y es por esto que podemos vivir en profundidad la Navidad.

Ha nacido para nosotros un Niño: nace y renace para nosotros y para todos la esperanza: y aunque el horizonte pudiera ser oscuro, debemos cultivar siempre la certeza de que detrás de las nubes está todavía el sol que volverá a brillar en nuestro cielo, en el cielo de esta humanidad.
El Niño de Belén es el sol que nunca se pone, el sol que vence cada turbulencia y miseria, cada mal y pobreza, cada enemistad y soledad.
Éste es el mensaje que se nos ha confiado para que la Navidad 2020 esté impregnada de esperanza y de expectativa de lo que Dios obra: “He aquí que yo hago nuevas todas las cosas! “ (Ap. 21.5)

Que la Virgen de Nazaret y de Belén nos ayude a ser mujeres de esperanza, a darla a quien vive cerca, sobre todo a las nuevas generaciones, porque Jesús viene cada día para darse a nosotros, para ofrecerse a nuestro amor y a nuestra adoración. Porque si Él está con nosotros, si por medio de nosotros quiere alcanzar a todos y todas, no podemos estar tristes ni desanimados: nuestro corazón está lleno de su presencia que es alegría!

Os encomiendo mis buenos deseos para vuestras familias, los colaboradores laicos y las colaboradoras laicas, los jóvenes y las jóvenes: que para ellos también resuene el anuncio de esperanza: ha nacido para vosotros un Niño.
El canto de los Ángeles resuene para el Rector Mayor don Ángel Fernández Artime, para los hermanos Salesianos y para todos los sacerdotes que nos ofrecen su ministerio, para los Obispos de las diócesis: que sientan que pueden contar siempre con nuestra fraterna colaboración.
¡Que el anuncio del Salvador llegue a cuantos aún no han acogido a Cristo en su vida y no lo conocen y los colme de alegría y de esperanza!”

¡Buena Navidad y Santo 2021!

Roma, 24 de diciembre de 2020

       Sor Yvonne Reungoat
Superiora General del Instituto FMA

Testo completo del mensaje

15 COMENTARIOS

  1. Muchas felicidades Madre Yvonne en esta bella epoca de la Navidad.
    Gracias por su esperanzador y sentido mensaje. Con Jesús seguiremos este trayecto particular de la historia para colaborar en hacerlo presente a nuestros jóvenes y tantos hermanos.
    Nuestra oración y cariño fraterno desde la comunidad de Santurce, Puerto Rico.

  2. Joyeux noël ma soeur depuis Barakaldo en Espagne. Du courage pour soutenir la vie et le coeur vivant de l’institut. Unión de priere

  3. Grazie, carissima Madre, per il messaggio natalizio. Come sempre apprezziamo e facciano nostro il valore della speranza tanto necessaria in questo tempo. Offriamo, preghiamo e ci aiutiamo nel dono reciproco di servizio e tenerezza.
    Sentiamo la presenza di Maria nonostante la complessità della situazione generale e siamo sicure della sua potente intercessione.
    Seguiamo con attenzione i vari aggiornamenti restando unite a lei e alle comunità sparse nel mondo. Ci sentiamo pensate da lei con affetto e ringraziamo con la preghiera e il desiderio di tempi migliori. Buone Feste Natalizie: Buon Anno nuovo

  4. Dear Mother Yvonne. Thank you very much for the words of hope and inspiration. And thank you for keeping us in the Institute ever inflamed with the fire of Mornese. Happy and blessed Christmas. We the FMA in Papua New Guinea are keeping you in our prayers everyday especially during our daily novena to Mary Help of Christians since the start of the pandemic. We are less affected by the pandemic at this time, thank God but we offer the world our support of prayers and acts of offering in the daily.
    May the Babe Jesus ever lead you and enlighten your discernment. Live Jesus.

  5. A Blessed and joyful CHRISTmas to you Mo. Yvonne. May the LIGHT of JESUS CHRIST fill your life as you continue to accompany us and lead us closer to the Lord everyday through your prayers, sacrifices, and inspiring words.
    We love you.
    Sr. Irene Mangabat, FMA and all the Sisters here in Mary Help of Christians School – Mabalacat, Pampanga, Philippines

  6. Obrigada, Madre,
    De Belo Horizonte, te enviamos um abraço e um GRAZIE pelas tuas palavras de encorajamento e de esperança. Queremos, como Inspetorias unificadas, fazer experiência do amor de Deus manifestado na encarnação de seu Filho Jesus, a quem queremos ouvir com o coração, para “fazermos o que Ele nos disser”.
    Rezamos para que os caminhos do CG 24 sejam fecundados pela espera paciente e ativa, que se faz esperança.
    Grande abraço das Irmãs, jovens e todas as comunidades educativas de BBH.

  7. Grazie Madre Yvonne, per le tue parole di speranza. Il tempo che stiamo vivendo invoca vicinanza, incontro, dono, serenità, certezza. Tutto questo è possibile se vivremo in profondità il mistero dell’amore di Dio che in Gesù diventa capace di dare la propria vita per gli altri. Questo Natale è l’occasione propizia per incominciare!

  8. Gracias amadísima madre Ivone por su mensaje navideño y pensar en todos quienes somos parte de la familia. Si madre buena que el Dios de paz este presente en su vida para que continúe repartiendo a todo el Instituto. Feliz Navidad con gratitud. Sor Elsa Matute. Ecuador.

  9. Querida Madre, Gracias por sus Augurios. Nosotras también desde el bello lugar de la Morenita, Santa María De Guadalupe, le expresamos nuestro gratitud por su acompañamiento que hemos sentido cada una de nosotros. Que este gozo del nacimiento de Cristo, que se nos da en abundancia, como suelo hacerlo él, que cuando da, da a manos llenas, encuentre la apertura en cada uno de nuestros corazones para recibir la abundancia de su amor y poderlo derramar a cuantos se encuentran a nuestro lado, principalmente a las hermanas y luego se desborde a los demás. Una Feliz Navidad Madre. Con mucho cariño le decimos sus Hijas de la comunidad “San Miguel”, Uruapan, MIch. México.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.