Roma (Italia). El 8 de marzo de 2021, en que se celebra la Jornada Internacional de la Mujer, es el aniversario del nacimiento en el cielo de la Sierva de Dios Madre Rosetta Marchese (1922-1984), Superiora general del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora que, en el curso de su vida, suscitó y acompañó procesos de cambio en el ambiente en que vivía y trabajaba con fe, sabiduría y pasión educativa.

En Caltagirone, en Sicilia, de joven Directora – tenía 36 años – abrió la Comunidad de las FMA a los desafíos del tiempo, las animó a una vida fraterna más auténtica y las involucró en una experiencia más fuerte de Iglesia con un Curso catequístico diocesano, realizado con las alumnas del Instituto Magistral y bajo la guía y la animación del Obispo Mons. Francesco Fasola (Siervo de Dios y padre espiritual de Madre Rosetta). A esto se añadía la formación de los laicos en la Familia Salesiana, que en aquellos tiempos estaba aún en un estado embrionario, y los primeros pasos de acompañamiento del naciente Instituto de las Voluntarias de Don Bosco (VDB) en tierra  Sícula.

Después de sólo tres años, fue llamada a Roma, donde pudo vibrar y hacer vibrar con la experiencia singular del Concilio Vaticano II. Desde este observatorio privilegiado, contribuyó con creatividad a hacer entrar en la Comunidad Educativa un aliento de aire fresco, de eclesialidad genuina. Invitaba a algunos Padres Conciliares, especialmente del Este de Europa, a contar a las hermanas y a las niñas de la escuela y del oratorio la sufriente fidelidad al Evangelio, vivida en contextos traspasados por el ateísmo y por el comunismo.

En aquel período organizó también una peregrinación al Vaticano, para que las niñas de la escuela y otras jóvenes pudiesen participar en una Misa presidida por el Papa. Llegó a convocar a 2000 jóvenes de las casas FMA de Roma. Se cuenta que permitió a las niñas posar en una fotografía con los Padres Conciliares, mientras salían del Aula conciliar y pasaban por la Plaza San Pedro, con el fin de hacer más familiares y cercanas las figuras de aquellos Pastores.

Con creatividad, invitaba a las alumnas de la escuela a comprometerse en actos de amor y en pequeños sacrificios y a poner por cada uno un grano de trigo, como signo de compromiso ofrecido por el Concilio. Los varios granos, transformados en harina, fueron después usados para las Hostias que se ofrecieron a los Obispos y a los Cardenales para la Celebración Eucarística.

Con verdadera pasión apostólica y eclesial promovió, junto con las hermanas de la Comunidad, la Escuela para catequistas, para formar a las chicas mayores a ser evangelizadoras entre los niños pobres de las parroquias periféricas de Roma. Madre Rosetta favorecía la colaboración de los laicos y daba confianza a las niñas, creyendo en su potencialidad de bien. Las FMA llegaron así a 30 parroquias y casi 4000 niños.

Llamada después por la obediencia a Lecco, en Lombardía, se comprometió en el Centenario de la fundación del Instituto (1972), suscitando energías nuevas en el amor al Carisma, a los Fundadores, a la misión educativa, a la colaboración en la Iglesia local, en comunión con otras Congregaciones religiosas.

En 1981, acompañó con corazón de madre al Instituto para celebrar el Centenario de la muerte de Santa Maria D. Mazzarello, animando caminos de conversión y de renovación, surgidos del conocimiento más profundo de la Cofundadora y también de la gracia de la entrega a cada FMA de las Constituciones renovadas. Su misma enfermedad y la muerte se transformaron en fuente de nueva fidelidad y compromiso de santidad entre las hijas esparcidas por el mundo.

Estos son algunos brotes de vida nueva que Madre Rosetta supo sostener, acompañar y hacer crecer. Con previsión, discernimiento y con una mirada llena de esperanza (cfr Circ. 1005) supo leer los desafíos, las oportunidades inéditas del tiempo y, con la fascinación del don de sí, aún hoy suscita nuevos dinamismos de bien, semillas de vida y de santidad.

Providencial es la coincidencia del nacimiento en el Cielo de Madre Rosetta Marchese con la Jornada Internacional de la Mujer y con el mes dedicado a San José, patrono del Instituto, que el Papa Francisco, mediante la Carta apostólica Patris corde, indica como icono de ternura, del tener cuidado, de escucha, de obediencia, de acogida, de coraje, y protector en los tiempos difíciles de nuestra historia. Todo es signo evidente de una FMA verdaderamente generativa de vida, porque es “Madre”.

5 COMENTARIOS

  1. Lindo, louvar a Deus neste Dia Internacional da Mulher, recordando a VIDA desta Mulher Consagrada, cheia de Luz e de Santidade! Serva de Deus, Ir. Rosetta Marchese,fma interceda a Deus por nós, pelas Mulheres Educadoras e por todas as meninas, jovens… Mulheres do mundo! GRATIDÃO!!!

  2. Me alegra tanto, saber lo que han colocado sobre la vida de nuestra querida Madre Rosetta a quien traeré por siempre en mi memoria y en mi corazón, porque como novicia he seguido de cerca su proceso de enfermedad, su entrega segundo a segundo, por siempre quedarán en mi memoria aquellas palabras que nos escribió en una circular que nos dirigió donde emotivamente nos puso:” vivo con la sangre de mis hijas…” la he aprendido a amar tanto que me alegrado tantisimo cuando por feliz coincidencia llegó por correo una tarjeta de saludo por mi profesión religiosa junto el día que anunciaron su fallecimiento. Por siempre quedará cada hecho sucedido en este día y lo abrigo como un legado para entregarlo a las generaciones, goce llendo a visitarla cuando tuve la oportunidad de ir a Italia en el viaje de peregrinacion… gracias, por siempre mi gratitud … intercede Madre querida por nuestro Instituto, por la fecundidad en nuestra misión como tú.
    Con inmsa gratitud, tu hija: Sor Marina Mejía

  3. Qué feliz coincidencia: el día internacional de la mujer en la fecha de nacimiento de nuestra muy amada Madre Rosetta Marchese! En ella esta reflejada la vitalidad, la riqueza, la creatividad y la audacia de la FMA “auxiliadora”. signo y expresión del amor de Dios en el estilo femenino mornesino. Bendícenos!

  4. Grazie, di questa notizia su questo nostro sito, l’accolgo con grata gioia.
    Sempre in questa data ho avuto presente Madre Rosetta. per fare memoria di lei il prossimo 8 marzo l’avrei presentata alle sorelle come donna consacrata che offre la sua vita con generosa dedizione. Tuttavia volentieri condividero’ i rilievi presentati con questo articolo sulla sua capacita’ generativa, perche’ alcuni di questi li ho colti in lei di persona durante il suo periodo di animazione come direttrice in Via Dalmazia e come Madre.
    Mi unisco a tutte le Sorelle nell’invocare il Signore per sua intercessione…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.