Roma (Italia). El Consejo General del Instituto FMA, durante el período Plenum, envía un mensaje coral a todas las Hijas de María Auxiliadora, mediante el cual expresa cercanía “en un tiempo surcado de retos, de oportunidades inéditas y de mucha esperanza”. En la dura prueba de la pandemia, el Instituto busca ver la presencia y la acción de Dios que, con amor infinito de Padre, no abandona y llama “a renovar la confianza y la esperanza en Él y en la gran familia humana”.

Las numerosas acciones de solidaridad puestas en práctica por las Comunidades Educativas para responder a la emergencia sanitaria, social y educativa de la pandemia, y el compromiso de llevar a cabo la misión evangelizadora a través de nuevas modalidades creativas y participativas, son semillas de esperanza y una inédita modalidad de vivir la consigna  A ti te las confío  que ritma el segundo año de preparación al 150º de la fundación del Instituto.

Así son los brotes de vida nueva, “que florecen en el Instituto como las nuevas gemas en las ramas de los árboles”:  la unificación de las tres Conferencias de Europa y Medio Oriente en la Conferencia Interinspectorial Medio Oriente – Europa (CIME);  la reconfiguración de la Conferencia Interinspectorial del Brasil con el inicio de tres  nuevas Inspectorías;  la celebración de las Profesiones religiosas y la entrada de las jóvenes en el Noviciado el mes de enero, signo de esperanza para el presente y el futuro del carisma; la entrega del Crucifijo a ocho neo- misioneras; los eventos de Familia Salesiana y de Iglesia de estos últimos meses.

El trabajo de la Madre y del Consejo general continúa dentro de un camino fuertemente caracterizado por el discernimiento. La forma online ha  permitido a las Consejeras llegar a las Comunidades y las hermanas de las Inspectorías para guiar el discernimiento en vistas al nombramiento de las nuevas Inspectoras.

Con la misma modalidad, prosiguen los encuentros para profundizar el tema del CG XXIV, a la luz de la realidad determinada por la Covid-19, y se ha podido proceder a la formación de las Neo-Inspectoras, con responsabilidad y sentido de pertenencia a una gran Familia.

La Circular concluye con un reclamo a la figura de San José, patrono del Instituto e “icono de ternura, del tener cuidado, de la escucha, la obediencia, la acogida, el coraje creativo y protector en los tiempos difíciles de la historia”, a quien el Papa Francisco, mediante la Carta apostólica “Patris corde” ha decidido dedicar el año en curso.  Además, el 19 de marzo de 2021, solemnidad de San José, se iniciará el Año de la Familia, que concluirá el 26 de junio de 2022, con ocasión del X Encuentro Mundial de las Familias.

Desde el punto de vista carismático, San José es una presencia activa desde los orígenes de la historia del Instituto, por esto la Madre y el Consejo General invitan a profundizar la Cronohistoria y las fuentes biográficas en las cuales está citado y proponen la oración popular que, según la tradición, también Madre Mazzarello y las primeras FMA habrían dirigido con confianza al Santo protector.

El augurio final es para “un trabajoso camino cuaresmal, acompañado por el Señor Jesús, que nos ama y continúa dando la vida por nosotros y por el mundo”, con la ayuda de María Auxiliadora “en el compromiso de difundir la esperanza, particularmente entre los/las jóvenes y las personas que el Señor nos confía”.

Circular n° 1005

1 COMENTARIO

  1. Gracias a todas las Hermanas del Consejo General y de manera particular por el trabajo y animación continua de Madre Yvonne. Sentimos sus palabras y ahora la de todas Ustedes como esperanza en tantos momentos de dificultad e incertidumbre. Acabamos de tener la segunda presentación sobre el coloquio de parte de Sor Nieves. Ha sido muy fructífero y nos da la confianza de coger nuevos derroteros en la vivencia del carisma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.