Castel Gandolfo (Italia). Del 6 al 26 de julio de 2018 en la Casa de Santa Rosa en Castel Gandolfo, 19 junioras de cuatro continentes han vivido la hermosa experiencia formativa del primer mes del segundo noviciado.

Estas jornadas han sido para cada hermana un nuevo Pentecostés, en el que, en un ambiente de fraternidad y alegría, se han puesto a la escucha del Espíritu Santo para releer la propia vida como historia de salvación, compartir el camino en profundidad y renovar la alianza con Dios amor.

La experiencia ha estado acompañada por el icono de profeta Elías. “He aquí el Señor pasó” ha estado guiada por Sor Elena Ongarato de la Inspectoría Triveneta, por Sor Mercedes Rodríguez, de la Inspectoría Española y por Sor Roberta Tommasi de la Inspectoría de Medio Orienta.

Todo ha sido muy enriquecedor, ya que a través de los contenidos, las peregrinaciones, las Buenas noches de Madre Yvonne Reungoat y de algunas consejeras, en el encuentro con Jesús y las Hermanas, se ha podido escuchar la voz de Dios que ama y llama a responder con un SI cada vez más consciente y libre.

Las Hermanas de la comunidad que las han acogido, han testimoniado con su presencia la alegría de un si perpetuo y han estimulado a las Junioras en el camino formativo.

Agradecemos a todas las personas que con su aportación han hecho posible este regalo del amor de Dios. El Instituto de las FMA ha ofrecido la formación necesaria para crecer y responder a Dios en la fidelidad y ahora nos corresponde a nosotras responder con generosidad y empeño a tanta Gracia, más aún conscientes que a los jóvenes no podremos llevar nada si no es nuestra santidad”, han concluido las Junioras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.