Roma (Italia). Con la fecha del 31 de enero de 2020 sale el Edicto, con la firma del Card. Angelo De Donatis, para la Causa de Beatificación de la Sierva de Dios Madre Rosetta Marchese, FMA.

El 8 de marzo de 1984, moría en Roma la Sierva de Dios Madre Rosetta Marchese, hermana profesa del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora. Sor Rosetta Marchese nace en Aosta el 20 de octubre de 1922 de una familia auténticamente cristiana. En su ciudad natal frecuenta las escuelas de las Hijas de María Auxiliadora y bien pronto descubre y madura la vocación religiosa. Con aún no dieciséis años, el 15 de octubre de 1938 es admitida como Aspirante y el 5 de agosto de 1941 hace su Profesión Religiosa. Concluidos los estudios de magisterio, es enviada a Vercelli como Asistente de las educandas. En 1947 consigue la Licenciatura en Letras en la Universidad Católica del Sacro Cuore. Constatadas sus dotes de maternidad y de animación, se le confía la enseñanza en Turín y la dirección de varias comunidades en el Instituto FMA: Caltagirone y Roma. En 1965 es nombrada Inspectora de la lnspectoría Romana S. Cecilia. En los años 1971-1973 es Directora en Lecco y después, hasta el 1975, Inspectora en la Inspectoría Maria Immacolata en Milán. En 1975 es elegida Consejera Visitadora y en el Capítulo General 1981-82, Superiora General del Instituto FMA. Está llamada a guiar el Instituto en el año centenario de la muerte de Madre Mazzarello (1881-1981), con la cual tiene una misteriosa afinidad. Afectada por la leucemia, desde mayo de 1982 Madre Rosetta pasa casi dos años entre ingresos hospitalarios y esperanzas de recuperación. La Sierva de Dios considera su enfermedad una llamada de Dios al ejercicio de maternidad.

Se lee en el Edicto: La fama de Santidad de la Sierva de Dios ha ido “aumentando de día en día y habiendo sido pedido formalmente que se dé inicio a la Causa de Beatificación y Canonización de la Sierva de Dios, al darlo a conocer a la Comunidad eclesial invitamos a todos y cada uno de los fieles a comunicarnos directamente, o a hacer llegar al Tribunal Diocesano del Vicario de Roma (Plaza S. Juan de Letrán, 6 – 00184 ROMA), todas aquellas noticias de las cuales puedan inferirse de algún modo elementos favorables o contrarios a la fama de santidad de dicha Sierva de Dios.

Debiéndose además recoger, de acuerdo con las disposiciones legales, todos los escritos a ella atribuidos, pedimos con el presente EDICTO a cuantos estuvieran en posesión de ellos, remitir con la debida diligencia al mismo Tribunal cualquier escrito que tenga como Autora la Sierva de Dios, si es que aún no se ha entregado a la Postulación de la Causa.

Recordamos que con el nombre de escritos no se entiende sólo las obras impresas, sino también los manuscritos, los diarios, las cartas y toda otra escritura privada de la Sierva de Dios.  Quienes tuvieran el gusto de conservar los originales, podrán presentarme una copia debidamente autenticada”.

1 COMENTARIO

  1. Siento una inmensa alegría por esta noticia. Doy gracias a Dios por regalarnos a esta maravillosa mujer e Hija de María Auxiliadora y gracias al Instituto por toda la gestión que realiza para confirmar la santidad, fruto del carisma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.