Melbourne (Australia). Desde hace algunas semanas Australia está afrontando una gran calamidad y el fuego continúa devorando hectáreas de terreno. Ha habido víctimas, casas y ciudades han sido destruidas, el humo ha llegado también a las zonas no directamente afectadas por los incendios, haciendo al aire irrespirable y oscureciendo el cielo.

Las casas de la Inspectoría María Auxiliadora (SPR) de las Hijas de María Auxiliadora, situadas principalmente en Melbourne y en Sydney, se hallan distantes del fuego, que castiga sobre todo las áreas rurales y las pequeñas ciudades. Con todo, tanto Melbourne como Sydney han estado maltradadas por los incendios. En los desplazamientos en automóvil para el apostolado es necesario guiar con prudencia y a veces las autopistas están cerradas por motivos de seguridad. Las actividades en los Centros Juveniles y los Campos Estivales siguen todavía con normalidad. Las FMA, junto a otras Congregaciones religiosas, continúan sosteniendo a la población con la plegaria y ayudan en la parroquia en la recogida de fondos.

El Presidente de los Obispos australianos, Mons. Mark Coleridge, invita a todos a la plegaria constante “por aquellos que han perdido la vida en los incendios y por sus familias”, “por la lluvia, para que apague los incendios, y por una acción urgente a favor de nuestra casa común, a fin de que en el futuro se prevengan tales desastres”

Para profundizar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.