Home La Consejera Visitadora Sor Phyllis Neves

Sor Phyllis Neves

Suor Phyllis Neves
Sor Phyllis Neves – Consejera Visitadora

Nace en Downey-California en los Estados Unidos el 24 de mayo de 1953. Crece en la Parroquia Salesiana de San Domingo Savio  donde ha sido alumna de las Hermanas Salesianas. Fascinada por el estilo de vida salesiana entra en el Instituto FMA y hace la Primera Profesión Religiosa en Newton el 5 de agosto de 1974.

Completados los estudios de Magisterio en Educación, consigue un Máster en “Arts in Education Educational Administration” y se dedica algunos años a la labor docente y a la Pastoral Juvenil. Del 1985 al 1988 estudia en Roma (Italia) para completar la Formación Teológica y Salesiana y acaba el Bachillerato en Ciencias de la Educación con especialización en Catequética en la Facultad Pontificia de Ciencias de la Educación “Auxilium”.
Vuelta a USA se dedica especialmente a la Pastoral Vocacional y después a la Formación inicial de las Aspirantes y Postulantes. En 1999 recibe el nombramiento de Inspectora de la Inspectoría Maria Immacolata (SUO) con sede en San Antonio-Texas. Concluye un sexenio de compromiso fecundo y, al término del mandato, en 2005 es nombrada Inspectora de la Inspectoría estadounidense S. Filippo Appostolo (SUA) con sede en Haledon-New Jersey.

En el período de los dos mandatos como Inspectora busca, junto a las comunidades locales, cuidar sobre todo la dimensión vocacional de la pastoral. Tiene un amor tierno a María Auxiliadora y un fuerte sentido de pertenencia al Instituto.

Durante el CG XXIII, la asamblea la elige Consejera Visitadora. No siendo Capitular, la Madre contacta con ella por teléfono. “Sr. Phyllis, me oyes?”, dice “Te llamo de Roma, desde la Sala Capitular para decirte que la asamblea ha expresado con mayoría de votos que tú seas Consejera Visitadora. Aceptas?”
Sorprendida, permanece en silencio algunos instantes, sintiéndose pequeña frente a la llamada. “Entonces, Sor Phyllis, qué respondes?”, continúa la Madre. “Con la fe y la confianza plena en Dios que todo lo puede, digo sí”.