Ginebra (Suiza). El 10 de diciembre de 2020 se celebra la Jornada Mundial de los Derechos Humanos, en que se conmemora la adopción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en 1948,  por parte de  la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El tema de este año “Reconstruir mejor – Defender los derechos humanos”,  en relación con la pandemia de la Covid-19, se concentra en la necesidad de reconstruir mejor, asegurando que los derechos humanos sean la atención prioritaria de los esfuerzos de recuperación. La emergencia global, en efecto, ha puesto en evidencia el aumento de pobreza, desigualdades, discriminaciones.

Esta estimulante Jornada compromete a todos a poner fin a la pobreza, a la discriminación y a la desigualdad de cualquier tipo; a promover y proteger los derechos económicos, sociales y culturales; a animar a la participación y la solidaridad de todos, desde los individuos a los gobiernos, desde la sociedad civil y las comunidades de base al sector privado; a garantizar que las voces de los más vulnerables sean escuchadas; a promover el desarrollo sostenible para las personas y el planeta.

La Oficina de Derechos Humanos del Instituto Internacional de María Auxiliadora (IIMA) de Ginebra, ha recogido las iniciativas y los proyectos realizados por todas las Provincias de las Hijas de María Auxiliadora en apoyo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDG). Las informaciones recogidas por la Oficina han puesto al descubierto la relevancia del trabajo desarrollado en los diversos contextos para afrontar los retos locales y la contribución a mejorar la vida de millones de niños, jóvenes, mujeres, familias y personas vulnerables.

Iniciativas y proyectos constituyen eficaces caminos emprendidos por las Comunidades Educativas FMA, en línea con los SDG  para garantizar, por ejemplo, una instrucción inclusiva, justa y de calidad y promover el aprendizaje permanente de todos, proporcionando instrucción a todos los niveles y a diversos períodos de edad, bolsas de estudio, materiales didácticos y apoyo educativo a las familias indigentes, sosteniendo la formación de los docentes y la educación a los derechos humanos, promoviendo las actividades escolares y la construcción de estructuras educativas.

Otro campo de intervención significativo corresponde a la promoción y la emancipación de las muchachas y de las mujeres, con la oferta de instrucción gratuita y formación profesional, para promover la igualdad de géneros en el trabajo.

Otras iniciativas se concentran en el aspecto ambiental de tutela del planeta y de reducción del hambre, con proyectos alimentarios y de desarrollo agrícola, de forestación, construcción de pozos, filtros, embalses e instalaciones de saneamiento en las áreas rurales, con la sensibilización hacia el ambiente y el consumo sostenible.

El compromiso a favor de la vida, el respeto y el cuidado de cada ser humano son, en la misión educativa de las Comunidades Educativas FMA, expresiones de lo que el Papa Francisco, en la Carta Encíclica Fratelli Tutti, define como amor social: ”una fuerza capaz de suscitar nuevas vías de afrontar los problemas del mundo de hoy y para renovar profundamente desde dentro estructuras, organizaciones sociales, ordenamientos jurídicos”  (FT n.183).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.