Nairobi (Kenya). El consejo del Office International de l’Enseignement catholique (OIEC), del cual la prof. Martha Séide es miembro delegado de la Facultad del Instituto, se reunió del 25 al 28 de abril de 2018 en Nairobi (Kenia) para la cita anual.

Además de los puntos estatutarios regulares del orden del día, se tomó en consideración el proyecto “Io posso”, lanzado por la organización en el mes de diciembre de 2017. Se trata de un proyecto que intenta responder a las solicitudes de la Encíclica Laudato sí del Papa Francisco sobre el cuidado de la casa común, teniendo presentes también los Objetivos de desarrollo sostenible (ODS) hasta 2030.

El proyecto fue elaborado con el patrocinio de la Congregación para la educación católica y la colaboración de UISG, USG y otras Asociaciones y organizaciones educativas.

El título del proyecto subraya el protagonismo de los niños y de los jóvenes de las escuelas y de los centros educativos salesianos con la convicción de que los niños y los jóvenes necesitan una oportunidad para cambiar el mundo. Los docentes y los educadores están llamados a acompañarlos a concretar un reto que habrán de afrontar de manera crítica, creativa, colaborativa y comunicativa colocando a los participantes con el corazón, la cabeza, las manos y los pies en la metodología del Design for Change.

Esta metodología, nacida en 2001 en la ciudad de Ahmedabad en el Oeste de la India con Kiran Bir Sethi, se ha convertido en un movimiento internacional, presente en 65 naciones garantizando la excelencia educativa. El Consejero pedagógico, Juan Antonio Ojeda Ortis, afirma “Cualquier proyecto o historia de cambio se compone de cuatro sencillas fases: sentir la necesidad o los problemas; imaginar nuevas soluciones; actuar y construir el cambio; compartir su historia para contagiar e inspirar al mayor número de personas posible. El objetivo es realizar una cadena mundial de niños y jóvenes actores de distintas acciones y cambiar el mundo paso a paso. Para ello se ponen en juego cuatro habilidades básicas (las cuatro C pedagógicas): pensamiento crítico, creatividad, colaboración, comunicación.”

Para la difusión del proyecto, la OIEC ha elaborado un calendario de cuatro etapas:

  1. Diciembre 2017: Lanzamiento y Difusión, o sea, conocimiento e inicio de la realización de proyectos o historias de cambio e información sobre la plataforma de DFC.
  2. De diciembre de 2017 a mayo 2019: Realización de proyectos de cambio para niños y jóvenes del mundo…
  3. Noviembre 2019: Encuentro Celebrativo Mundial en Roma; compartir historias de cambio realizadas hasta aquella fecha; reunir 8000-9000 niños y jóvenes, para decir al mundo qué hay que hacer para cuidar y mejorar la “casa común”; cómo están respondiendo a los retos que presenta la “Laudato sí” y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
  4. Continuar realizando proyectos e historias de cambio. Contagiando y creando una red mundial de niños y jóvenes que faciliten el cambio de las personas y del contexto y construyan un mundo más humano, solidario y ecológico.

El Secretario general, Philippe Richard, afirma que con esto proyecto, “la OIEC se compromete con la Congregación para la Educación Católica a responder a los retos de Laudato si”, en su red de 210.000 escuelas presentes en más de cien países. La metodología Design For Change nos ayudará a promover la transformación de las personas y de sus contextos gracias a la educación.

El mundo puede cambiar, y son las generaciones más jóvenes las que pueden conseguirlo. Es necesario que los educadores católicos acompañen a estos jóvenes en su trabajo de construcción de una casa común, de paz y de justicia internacional, de desarrollo sostenible y de lucha contra la pobreza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.