Ha Tinh (Vietnam). Para llevar ayudas a la población de Vietnam Central, golpeadas por fuertes lluvias y tormentas hasta principios de noviembre de 2020, las FMA de la Inspectoría Maria Ausiliatrice del Vietnam (VTN) han dado vida al proyecto de recogida y distribución de las ayudas “Sharing the love” (Compartir el amor).

La primera fase del proyecto se ha llevado a cabo el 29 y el 30 de noviembre de 2020 en las parroquias de Con Nam, Giap Tam y Van Thanh, de la Diócesis de Ha Tinh, con “La tienda sin costo” (The 0 VND Shop), para la distribución, a cerca de 1500 familias y 500 niños, de cocinas de gas, cocina, hervidores de agua, ropa pesada, mantas, cereales, semillas vegetales, maíz y ayuda para la compra de semillas, ganado y reparaciones domésticas.

La iniciativa se ha puesto en práctica con la ayuda del Obispo, Mons. Paul Nguyen Thai Hop, que ha acompañado a las FMA y a los voluntarios durante los dos días, expresando el reconocimiento a la Inspectora, sor Rosa Vu Thi Kim Lien, por haber enviado a las FMA a la Diócesis para esta misión de voluntariado. A pesar de la lluvia, con la ayuda de voluntarios/as y de los miembros del consejo pastoral parroquial, las FMA han logrado establecer las marquesinas y gestionar la distribución de los bienes, adquiridos gracias a las ayudas del Instituto FMA y de algunas Inspectorías, de la organización de beneficencia de Singapore y de los bienhechores y de las Comunidades Educativas FMA de Vietnam.

En preparación a la 2ª fase del proyecto, que consistirá en la reparación y en la construcción de nuevas habitaciones, las FMA han visitado a algunas familias con casas muy dañadas, que han permanecido con viejas paredes empapadas en agua, techos peligrosos, pocos muebles salvados de las aguas y, en los ojos, la preocupación de nuevos derrumbes de las estructuras.

El nombre del proyecto, “Sharing love”, ha ampliado el sentido de la misión, que no consiste sólo en el compartimiento de bienes por parte de Comunidades Educativas FMA y bienhechores y en el trabajo de hermanas y voluntarios, sino también en los gestos de compartir de los mismos destinatarios. Algunas familias, en efecto, estaban dispuestas a entregar los buenos regalos a los vecinos que se encontraban en condiciones más precarias.

Sono gesti di solidarietà silenziosi, ma pieni di forza vitale, che diffondono il bene a cerchi concentrici e alimentano lo spirito evangelico di condivisione in questo tempo di difficoltà e di sfide.

Son gestos de solidaridad silenciosos, pero llenos de fuerza vital, que difunden el bien a círculos concéntricos y alimentan el espíritu evangélico de compartir en este tiempo de dificultades y de desafíos.

Flickr FMA VTN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.