Cammarata (Italia). Inspirándose en una rima infantil del escritor italiano Gianni Rodari, los jóvenes de la Función Pública y los chicos de la comunidad de acogida para menores extranjeros no acompañados del Instituto María Auxiliadora Longo, de las Hijas de María Auxiliadora de la Inspectoría Madre Maddalena Morano (ISI), realizaron pequeños trenes con materiales reciclados y los situaron en diversos puntos del pueblo de Cammarata, en la provincia de Agrigento, Sicilia.

En la rima “Está llegando un tren cargado de…”, Gianni Rodari propone a la imaginación de los niños un tren con doce vagones, uno para cada mes del año. En cada vagón, hay regalos ligados a las distintas estaciones. El último, el de diciembre, “está hecho todo de panettone, tiene los cojines de cedro confitado y puertas de turrón“.

En la imposibilidad, debida a la pandemia, de realizar las actividades proyectadas para la festividad navideña – entre las cuales el pesebre viviente sobre el tema ”el Pesebre, un abrazo que acoge” y la noche con platos típicos y ambientes multiétnicos – los jóvenes de la Administración Pública y los niños de la Comunidad del Instituto Maria Ausiliatrice Longo han liberado su imaginación y creatividad, creando trenes y vagones para dejar una huella positiva en el pueblo de Cammarata.

Han colocado los trenes en lugares públicos – delante del Ayuntamiento, en la plaza del pueblo, en un área verde – y en diversas localidades comerciales – carnicerías, panaderías, abarrotes, etc., para que sean claramente visibles para toda la comunidad de Cammarata.

 ¿De qué van cargados estos trenes?

Ante todo de felicitaciones de paz y de esperanza, de acogida y de abrazos, que en este tiempo no se pueden dar en vivo. Pero van cargados también de nuestro amor por el ambiente, porque los trenes han sido construidos por chicos huéspedes del Instituto y por niños del Servicio Civil, exclusivamente con materiales reciclados, de descarte y con  mucha paciencia”, explica Alessandre del Servicio Civil.

“Stanno viaggiando per tutta Cammarata per testimoniare che, anche se è difficile, qualcosa si può fare, li abbiamo pensati per dare un segno di speranza e di allegria, che ci trasporti tutti in periodo più sereno e meno complicato. I nostri trenini sono carichi anche dei propositi non riusciti e della speranza di riuscire a porli in essere un’altra volta. Sono carichi di buone intenzioni e di pomeriggi passati insieme ad appiccicare fiori con la colla a caldo o a dipingere cassette”.

Están viajando por toda Cammarata para testimoniar que, aunque sea difícil, algo se puede hacer, lo hemos pensado para dar un signo de esperanza y de alegría, que nos transporte a todos a período más sereno y menos complicado. Nuestros trenes están cargados también de propósitos no conseguidos y de la esperanza de llegar a tenerlos otra vez. Están cargados de buenas intenciones y de tardes pasadas juntos  pegando flores con pegamento caliente o pintando casetes”.

“Acéptalos como mensaje de amor y llévalos también con tus sueños y tus esperanzas“, es la invitación de los jóvenes, que desean “Feliz Navidad de esperanza”.

Fuente: fmaisi

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.