Turín (Italia). A partir de la invitación del Papa Francisco a no desperdiciar esta  crisis y lo que la crisis está enseñando, en junio del 2020 la Consejera de Pastoral Juvenil de la Inspectoría piamontesa Maria Ausiliatrice (IPI), sor Carmela Busia y la Referente para la Formación Profesional, sor Monica Roncari, se encontraron para una confrontación online junto a los Formadores encargados de la coordinación educativo-pastoral y los Directores de las Sedes Operativas del CIOFS-FP Piamonte.

El objetivo era compartir lo experimentado en el tiempo de pandemia de Covid-19 en la didáctica con los estudiantes, con una intensa carga de trabajo y experiencia para no perder esta riqueza, incluso en las dificultades objetivas.

Los Formadores presentes en videoconferencia se pararon a reflexionar, guiados por tres preguntas: ¿Qué ha madurado profesionalmente y cristianamente en la experiencia que estamos viviendo? ¿Qué, según tú,  ha ayudado a los chiquillos a vivir este tiempo? ¿Qué focos de atención hemos de tener, en adelante, en sus confrontaciones?

La relectura de la situación ha evidenciado humanidad y riqueza interior de parte de los maestros, junto al espíritu de servicio y a los valores salesianos puestos en activo para responder de inmediato a la situación de emergencia experimentada por los jóvenes estudiantes, con familias probadas económicamente y emocionalmente, sin instrumentos tecnológicos adecuados y a menudo en la soledad.

Las reflexiones que emergieron revelaron un gran trabajo por parte de los Formadores para llevar adelante la didáctica y la relación con los niños, con el objetivo de no dejar atrás a ninguno, como hubieran hecho don Bosco y Madre Mazzarello.

He aquí sus testimonios:

He intentado dar mensajes, no sólo contenidos didácticos. Cristianamente he madurado una idea más clara de humanidad. Nuestra didáctica, a diferencia de la de otras escuelas, es mucho más humana. ¿Qué ha aportado a los niños esta experiencia? La importancia de las pequeñas cosas (un paseo por el parque, un juego con la pelota…), estar en casa ha permitido descubrir la familia, la tecnología como recurso (antes se utilizaba en el tiempo libre)… Debemos continuar dedicando atención a las familias. (Silvia)

De verdad en el centro han estado los niños. El objetivo era no dejar atrás a ninguno. Los niños han dicho: “No nos habéis abandonado nunca, nos habéis ayudado a dar sentido a este sin-sentido”. También el “¿Cómo estás?”, dirigido a cada uno antes de las lecciones, ha tenido un significado distinto. La plataforma ha sido también un lugar de intercambio: una canción, unos “buenosdías”, una imagen, la fiesta de fin de año virtual… Los formadores han hecho un gran trabajo de equipo. (Sor Anna Maria)

Continúa leyendo los testimonios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.