Roma (Italia) Del 17 de febrero al 29 de mayo de 2020 se llevó a cabo, en la Universidad Pontificia Salesiana (UPS) de Roma, el Curso de Formación Permanente para Formadores Vocacionales de Vida Consagrada, del Clero Diocesano y para Animadores de Comunidades, promovido por el Dicasterio de la Formación de la Congregación Salesiana, en colaboración con el Instituto de Pedagogía Vocacional de la Facultad de Ciencias de la Educación del UPS.

El objetivo del curso fue ofrecer una oportunidad de renovación espiritual y pedagógica para los Formadores que “tienen como misión principal la de transmitir a las personas a ellos confiadas la belleza de la secuela del Señor” (CIVCSVA “Para vino nuevo en odres nuevos. Del Concilio Vaticano II la vida consagrada y los desafíos aún abiertos”. ORIENTAMENTI, 16).

65 fueron los participantes de 31 Congregaciones religiosas masculinas y femeninas y 2 diocesanas provenientes de 34 Países de los cinco continentes. De la Congregación Salesiana, 3 Hijas de María Auxiliadora y 16 Salesianos de Don Bosco.

El Responsable del Curso, don Carlo Maria Zanotti, SDB, explicó que la imagen que acompañó a los Formadores a lo largo del camino fue la de un funámbulo que camina sobre una cuerda suspendida: “La imagen del equilibrio nos ayuda a entender que el camino formativo es un recorrido hacia la estabilidad, entendida como búsqueda constante de la misma, a través del cuidado de nuestras emociones y sensibilidad”.

La oferta formativa se articuló en cinco dimensiones estrechamente vinculadas sí, para permitir un relanzamiento de la Vida Consagrada y presbiteral en sus aspectos esenciales y vitales: espiritual, bíblico/teológico, antropológico (psico-sociológico-cultural), eclesial/carismático y pedagógico/experiencial.

Una de las participantes, sor Marie Marthe Ekenghi Ndong, FMA de la Inspectoría de África Ecuatorial M.Domenica Mazzarello (AEC), subrayó que “uno de los aspectos fundamentales del camino fue el acompañamiento: sólo cuando nos sentimos acompañados, podemos a la vez acompañar a un formando en la secuela de Cristo, para llegar progresivamente a tener de él los mismos sentimientos”.

Después de un tiempo inicial en presencia, con el lockdown a causa de la Pandemia de Covid-19 – que ha determinado la entrada anticipada de algunos participantes en las naciones de origen – el camino se siguió online, por medio de plataforma didáctica.

La situación de emergencia impidió el desarrollo de algunas experiencias que caracterizan e integran el Curso de Formación: la semana de convivencia residencial, la peregrinación a Asís y las visitas a algunas Comunidades formativas y monásticas.

A pesar de esto, los Participantes mantuvieron una motivación y un espíritu de adaptación a la realidad inédita, en el uso de las tecnologías, que permitieron a todos llevar a término el curso, consiguiendo los objetivos.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.