Castelgandolfo (Italia). Se llevó a cabo en la casa “Santa Rosa” de Castelgandolfo, del 1 al 3 de noviembre de 2019, el primer Capítulo de la nueva Visitaduría “ María Madre de la Iglesia”, erigida en 2017. Se centró en la convocatoria y preparación al Capítulo General XXIV, que implicará a todo el Instituto de las FMA a partir de septiembre de 2020. El tema fue: “Haced todo lo que Él os diga” (Jn 2,5). Comunidades generativas de vida en el corazón de la contemporaneidad.”

El texto evangélico que inspiró la reflexión es el de las bodas de Caná, en el cual María, mujer atenta y presente, ayuda en la situación de la falta de vino durante el banquete nupcial. Es ésta la actitud que cada Hija de María Auxiliadora y cada miembro de la Familia Salesiana está llamado a asumir en la propia misión con y para los jóvenes. Como se lee en la Circular n. 985  En Preparación al CG XXIV de la Madre General, sor Yvonne Reungoat, “María nos enseña a tener una mirada educativa, abierta a la realidad, a intuir las necesidades de los jóvenes de hoy y a considerarlos interlocutores, junto a los laicos, en la misión, valorizando sus potencialidades. Ella nos educa a la escucha obediente de Jesús que, con el Espíritu Santo, regenera nuestras comunidades obrando el milagro del vino nuevo para la alegría de todos.”

En el Capítulo de la Visitaduría participaron 37 FMA, pertenecientes a las seis comunidades Madre Angela Vespa, Santa Maria D. Mazzarello, Madre Ersilia Canta, Sor Teresa Valsé Pantellini, Pablo VI (Concesio) y la Comunidad de la Visitaduría Beata Eusebia Palomino, comprometidas en la misión educativa académica y pastoral en la Facultad Pontificia de Ciencias de la Educación “Auxilium” y en las parroquias del territorio. Además participaron cuatro laicos: dos estudiantes de la Facultad y dos Salesianos Cooperadores.

Las jornadas se caracterizaron por la intensidad de la acción y la variedad de momentos. Plegaria, reflexión, confrontación, diálogo, intercambio y comunión   fueron las prerrogativas fundamentales para crear un clima de intercambio fructuoso y de búsqueda del bien.

En la relación inicial, que abrió la jornada, la Superiora de la Visitaduría, sor Maria del Carmen Canales, expuso en breve los significativas orígenes de la Visitaduría, explicando la concreta y activa vida de las seis comunidades pertenecientes y los distintos desafíos a los que está interpelada.

Después la palabra pasó a Don Pascual Chávez Villanueva, SDB, Rector Mayor emérito, que condujo una lectura iluminadora sobre el tema, proponiendo la reflexión: Comunidades interculturales al servicio de la Vida. De la inculturación a la interculturalidad.

El discernimiento sobre el significado del tema capitular fue seguido de la sensibilísima lectio divina del texto de Juan, a cargo de la profesora Rosanna Virgili, que trazó las coordenadas esenciales para ser mujeres y comunidades generativas, llamadas a dejar llenar el propio “vacío” para construir y generar vida en otros.

Los puntos sugeridos fueron después compartidos en los diversos grupos, que actuaron dando su contribución de reflexión y haciendo síntesis para el documento final, con las propuestas al CG XXIV y las propuestas para la Visitaduría.

El Espíritu Santo colaboró en estas jornadas iluminando los corazones de cada uno para una escucha recíproca leal y sincera, en la construcción de puentes que unen como brazos que se estrechan, ayudando a caminar juntos en el camino del Amor para llegar, festivos, a la meta que es la Santidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.