Manila (Filipinas). Las Comunidades de las Hijas de María Axiliadora de la Inspectoría S. Maria D. Mazzarello (FIL), viven el estado de Emergenza Tifone nelle Filippine debido a los 5 tifones que en los meses de octubre y noviembre se han abatido sobre el País causando destrucción y pérdidas humanas.

El tifón Goni ha sido considerado uno de los tifones más potentes del 2020 por su intensidad. A causa de las fuertes tempestades, más de 420 mil personas fueron obligadas a abandonar sus propias casas y muchas zonas quedan aún aisladas e imposibles de alcanzar. Las escuelas, cerradas para librarse de la difusión del Covid-19, se utilizan como refugios, así como los gimnasios. Son centenares de miles las personas afectadas, que necesitan asistencia por haber perdido sus casas y propiedades a causa de las intensas inundaciones y de los fuertes vientos.

Este año, además, las acciones preventivas han sido más exigentes a causa de la pandemia de Covid-19, que ha causado ya numerosas víctimas en el País.

En las zonas limítrofes a las dañadas por los tifones se encuentran 11 Comunidades de las FMA: en Pampanga, Metro Manila, Laguna y Mindoro. En las cuatro comunidades de Laguna ha habido daños estructurales: árboles caídos y jardines destruidos.

La Comunidad de las FMA de Mindoro que gestiona una Escuela Agraria es la más castigada. Los huertos y los gallineros han sido destruidos. Los estudiantes han podido salvar centenares de pollos y de polluelos, custodiándolos temporalmente en las aulas de la escuela.

 

Siete familias han sido acogidas en la Escuela Don Bosco de las FMA en Manila, porque sus habitaciones han sido sumergidas por el aluvión.

Las FMA colaboraron con las autoridades gubernamentales del lugar para dar hospitalidad a la población en los ambientes de la Escuela salesiana ya antes de que llegasen los tifones, respondiendo a las medidas de seguridad. Las hermanas proporcionaron los alimentos y las esteras para dormir.

Junto a la Escuela Don Bosco en la Casa Inspectorial se han preparado paquetes con bienes de primera necesidad y alimentos, destinados a las familias necesitadas.

La Comunidad Educativa FMA de la Escuela Don Bosco de Manila ha promovido la recolección de arroz, alimentos enlatados, agua en botella, mascarillas, vestidos, mantas, detergentes y productos de limpieza, donaciones. De este modo se ha podido llegar a distintas ciudades y provincias dañadas por los tifones: Marikina City, Rizal Province, Cagayan Valley, Camarines Sur y Catanduanes. También han extendido la ayuda a las familias de los estudiantes y a los maestros que han sido perjudicados por los tifones.

Las Comunidades de las FMA de Manila son las más próximas a los lugares afectados por los tifones. A pesar de que los protocolos sanitarios de Covid-19 son cada vez más exigentes dada la situación, las FMA son solícitas en moverse y prestar apoyo. La Fundación Laura Vicuña de las FMA ha distribuido centenares de comidas a las personas perjudicadas en Metro Manila. Los voluntarios VIDES han colaborado en la distribución de los bienes de primera necesidad a centenares de víctimas de las inundaciones en la provincia de Rizal, a lo largo de los confines de Metro Manila.

La Comunidad Educativa de la Escuela Mary Help of Christians en Pampanga ha estado recogiendo bienes de primera necesidad que deberían ser distribuidos a partir del 5 de diciembre. La Comunidad Educativa del Colegio Mary Help of Christians en Laguna ha enviado ayudas a la Parroquia en Nueva Vizcaya y continúa promoviendo una recogida de fondos para la gente de la Provincia de Cagayan Valley.

El Instituto de las Hijas de María Auxiliadora cuenta con la generosidad y la solidaridad de todos vosotros. Es posible donar en las modalidades indicadas en el Sito Web dell’Istituto FMA, y señalando en la causal l’emergenza segnalata.

“Dios no se deja vencer en generosidad” (Don Bosco – MB II, 254).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.