Medio Oriente – Europa. El 3 de febrero de 2021 se llevó a cabo online la Asamblea precapitular de la Conferencia Interinspectorial Medio Oriente Europa – CIME.

La Presidencia de esta Conferencia Interinspectorial convocó a 60 Hijas de María Auxiliadora de 20 Inspectorías, dos Visitadurías y Casa Generalicia FMA, presentes en 28 naciones, a esta plataforma telemática. Inspectoras, delegadas al Capítulo General XXIV (CGXXIV) e invitadas, además de seis laicas, se reunieron para confrontarse y dialogar sobre “provocaciones, signos del espíritu, líneas de acción”, los títulos del breve documento preparado como una contribución adicional a la profundización del tema del CGXXIV: “Haced lo que Él os diga”. Ser comunidades generativas en el corazón de la Contemporaneidad.

El encuentro fue presidido por Sor Petra Egeling, Inspectora de Austria/Alemania (AUG) y Presidenta de la CIME, con la presencia de la Consejera Visitadora sor Paola Battaglioga, Referente CIME, y moderado por la Secretaria de la Conferencia, sor Anna Razionale.

El link para el encuentro, en la plataforma zoom, reveló los tiempos de las tareas. El click de apertura fue la escucha del Evangelio de las bodas de Caná y el saludo de la Superiora General, Madre Yvonne Reungoat, que siguió las tareas y, entre otras cosas, dijo:”Esta asamblea es signo de la vida que crece y signo de esperanza y de comunión”, también en online, ya que “es un encuentro que se interroga sobre nuevas modalidades de búsqueda, porque la pandemia propone nuevos retos a nivel social, político, educativo.”

La Asamblea fue enriquecida también por la presentación, a cargo de la Inspectora Sor María del Rosario García Ribas (SPA), del recorrido hecho por el Consejo de la Presidencia desde la constitución de la CIME hasta hoy.

Sor Petra, después, presentó el criterio utilizado para la redacción del Documento: sacar, de más de setenta páginas recibidas de las Inspectorías, lo que no está presente en el Instrumento de Trabajo CGXXIV, porque estuvo redactado antes de la Pandemia de Covid-19.

“La síntesis final de este trabajo”, subrayó sor Petra, “busca fijar la atención en lo que sea más adecuado a la inédita situación de la pandemia, en las demandas que ésta ha originado y en lo que nos impulsa a ir más allá. Pensamos que, aunque tal síntesis puede ser aprobada en su globalidad, al mismo tiempo, si alguna lo considera oportuno, puede hacer aportaciones significativas para enriquecerlo”.

El documento-síntesis, preparado por una pequeña Comisión formada por Sor Roberta Tomasi (MOR), Sor Elide Degiovanni (IPI), Sor Paloma Bravo (SPA), y coordinada por Sor Petra, ha sido aprobado por unanimidad, después de haberlo discutido en los grupos, o sea, en las “estancias” virtuales en las que las participantes han entrado siempre al toque de un click. En las cinco estancias las participantes, subdivididas por Regiones, han dialogado y respondido a dos preguntas: “A partir de la síntesis final, ¿qué instancia/solicitud desearían llevar a la Asamblea Capitular para una oportuna reflexión a nivel de Instituto? ¿Qué estímulo podemos recoger de los Signos del Espíritu y de las Líneas de acción para el camino de la CIME?».

El hilo rojo que recogió el sentir de los cinco grupos se puede expresar por medio de tres palabras clave: cambio /formación /comunicación. Y las propuestas para un camino unitario de la CIME se basan en la importancia de hacer redes; de realizar proyectos comunes; de reforzar el l’European networking especialmente con los miembros de la Familia Salesiana; de compartir, a través de los recursos online, la formación y la espiritualidad y de realizar cursos de lengua italiana e inglesa. Y también, de algún grupo emergió la petición a la Superiora General y a su Consejo, o a la Asamblea capitular, de profundizar y articular la expresión “Mornese en salida”, ya citada por Madre Yvonne en una de las Circulares enviadas a todas las Hijas de María Auxiliadora de los cinco continentes.

La dinámica inicial, presentada por sor Mojca Šimenc, inspectora de Eslovenia/Croacia (SLC), para facilitar rápidamente el conocimiento entre las participantes, – porque el nombre y el apellido ya aparecieron en la pantalla – , pedía identificar su actitud con una sola palabra al comienzo de la Asamblea, escribiéndola en el chat. Así, en palabras como: alegría, búsqueda juntos, esperanza, apertura, gratitud, solidaridad, curiosidad, se sintieron implicadas y representadas todas y cada una de ellas.

La Superiora general, después de haber escuchado a las coordinadoras de los cinco grupos, dijo: “Ha habido convergencia en la confrontación. Ha habido claridad y sencillez”, Y “sensibilidad al cambio”, añadió, “para dejarse guiar, entre nosotras y en red, en la búsqueda y propuesta de vías nuevas”. También pidió a la Asamblea que “decidiera algunas medidas concretas para las experiencias concretas. No basta entrever algunas vías, es necesario llevarlas a cabo. Yo os apoyo. Las ideas buenas y luminosas son signo de esperanza”. La Asamblea sólo podía tener  palabras de esperanza al entrever los albores de un nuevo mañana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.