Roma (Italia) El 8 de septiembre se celebra la Jornata internacional de la alfabetización (ILD), instituida en el 1966 por la Organización de las Naciones Unidas para la educación, la ciencia y la cultura (UNESCO) que recuerda a la Comunidad internacional la importancia de la alfabetización para cada persona y para las comunidades y la necesidad de intensificar los esfuerzos encaminados a una sociedad más alfabetizada.

De los datos de la UNESCO, con 773 millones de adultos y jóvenes privados de habilidades básicas en materia de alfabetización y 617 millones de niños y adolescentes que no llegan a los niveles mínimos de competencia en lectura y matemáticas, la alfabetización emerge como un desafío abierto.

El Objetivo 4 de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible pide proporcionar una educación de calidad, justa e inclusiva, y oportunidades de aprendizaje para todos.  

El Papa Francisco, en el Discurso a los participantes en la Asamblea Plenaria de la Congregación para la Educación Católica del 20 de febrero de 2020, destacó que “la educación es un movimiento inclusivo. Una inclusión que llega a todos: a los afectados por la pobreza, por la vulnerabilidad a causa de las guerras, carestías y catástrofes naturales, por la selectividad social, por las dificultades familiares y existenciales. […] Hoy es necesario acelerar este movimiento inclusivo de la educación para frenar la cultura del descarte, originada por el rechazo de la fraternidad como elemento constitutivo de la humanidad”.

El tema de la Jornada internacional de la alfabetización 2020 – “La enseñanza y el aprendizaje de la alfabetización en la crisis Covid-19 y más allá”- presta una especial atención al rol de los educadores y al cambio de las pedagogías. Durante la fase inicial de la pandemia, la clausura de las escuelas ha comportado, en efecto, la interrupción de la instrucción para el 62,3% de la población estudiantil mundial, que cuenta con 1.200 millones de estudiantes. El tema también destaca el aprendizaje en una perspectiva permanente, por lo que el enfoque principal está en los jóvenes y adultos.

La Jornada ofrece la oportunidad de reflexionar y de discutir sobre cómo utilizar pedagogías y metodologías de enseñanza innovadoras y eficaces en los programas de alfabetización para jóvenes y adultos, con el fin de hacer frente a la pandemia y más allá. Presenta el tema del rol de los educadores, y de las medidas eficaces que pueden apoyar a los educadores y el aprendizaje.

Se trata de retos educativos y sociales: “dar la prioridad a la formación de las educadoras y de los educadores”, para ayudar a los niños, adolescentes y jóvenes a convertirse en protagonistas del propio futuro. “Nos proponemos crear un ambiente de investigación seria, de comunicación de intentos y de pasión educativa. Creemos, en efecto, que formarse juntos, compartir la fe y la misión dentro de la comunidad educativa, en red con otros miembros de la Familia salesiana, ayuda a las personas en crecimiento a llegar a ser protagonistas de la propia historia y de la búsqueda del bien común” (cfr. Líneas orientativas de la misión educativa de las Hijas de María Auxiliadora).

VIDEO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.