La Conferencia Internacional “Religiones y Objetivos de Desarrollo Sostenible”, promovida por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral y por el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, tuvo lugar del 07 al 09 de marzo de 2019, en el aula nueva del Sínodo, en la Ciudad del Vaticano.

El evento ha sido organizado para promover el diálogo entre expertos de las diversas Religiones y de las Instituciones Internacionales, y orientado no solo a constatar la situación efectiva respecto a la actuación de la Agenda 2030 y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, sino sobre todo a valorar la contribución que las religiones pueden dar a la implementación de tales Objetivos. Estos fueron aprobados por más de 190 naciones en el mes de septiembre de 2015, como un gran paso hacia adelante en el diálogo global, bajo el signo de una necesaria y «nueva solidaridad universal» (Enc. Laudato si’, 14).

“El eje principal de todas las religiones es el amor por nuestros semejantes y el cuidado de la creación”, afirmó el Papa Francisco durante la Audiencia concedida a los participantes en la Sala Regia del Palacio apostólico, aludiendo a que “hablar de desarrollo humano significa referirse a todas las personas – no solo a algunas – y a la totalidad de la persona humana – no solo a la dimensión material […]. Es mi deseo, por tanto, que de esta Conferencia puedan surgir respuestas concretas al grito de la tierra y al grito de los pobres. Compromisos concretos para promover un desarrollo real y sostenible, a través de procesos abiertos a la participación de las personas”.

Los interlocutores de este diálogo fueron expertos de Instituciones y Religiones internacionales que han propuesto aportaciones específicas para una más profunda comprensión de los 17 objetivos y de los 169 target asociados a éstos, evidenciando las interconexiones entre las cinco “P”. Después de una panorámica general, comenta sor Julia Arciniegas, invitada a participar en este evento, la primera sesión se detuvo en Persona y Planeta, la segunda en Prosperidad y Paz, mientras la tercera se centró en la Partnership. Cada sesión incluyó diversas presentaciones sobre argumentos relacionados con el desarrollo, seguidos por una respuesta desde la perspectiva religiosa. El último día se introdujeron las mejores prácticas sobre la relación entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las Religiones. En la sesión final, el Director General de la ONU a Ginebra dirigió una invitación a los participantes y a sus comunidades e Instituciones para que contribuyan a la realización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Un momento interesante de la Conferencia se vivió en el evento cultural de la noche en la primera jornada, realizado en el Aula Pablo VI, intitulado “Música y arte para un desarrollo integral de la persona”. En el palco se exhibieron artistas de fama internacional en el ámbito musical, provenientes de diversas partes del mundo y pertenecientes a diversas religiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.