Roma (Italia). El 20 de noviembre de 2021 se celebra la Jornada Mundial de la Infancia y de la Adolescencia, instituida en el 1954 para mejorar el bienestar de los niños y de los adolescentes promoviendo a nivel internacional sus derechos fundamentales. La fecha del 20 de noviembre marca dos pasos importantes: en el 1959 la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración de los derechos de la infancia, en el 1989 adoptó la Convencíon sobre los derechos de la infancia, que reconoce a los niños y a las niñas de todo el mundo los derechos civiles, sociales, políticos, culturales y económicos.

El tema de la Jornada 2021, “Un futuro mejor para cada niño”, es una invitación a ponerse a la escucha de los niños/as y adolescentes en los problemas que interesan a su generación y en las expectativas para un futuro mejor.

La pandemia de la Covid-19, que ha castigado al mundo entero en los últimos dos años, ha agravado la situación de numerosos niños y de sus familias aumentando las desigualdades ya existentes.

El Reporte Anual, publicado por Unicef en junio de 2021, pone en evidencia el impacto de la pandemia en la salud de los menores. El 13% de los 71 millones de contagios en 107 Países han sido de niños y jóvenes de edad inferior a los 20 años y se espera que más de 6,7 millones de niños de menos de 5 años puedan sufrir malnutrición aguda durante el 2022. En los Países en vía de desarrollo se estima un aumento del 15% de la pobreza infantil que afectará a 142 millones de niños.

Los efectos también están en la educación. Se estima que de los 1.600 millones de estudiantes que no pudieron asistir presencialmente debido al confinamiento, un tercio no tuvo la oportunidad de aprovechar la educación a distancia. Como resultado, en los países más pobres, millones de niños han abandonado la escuela de forma permanente.

Comprometidas en el apoyo a las personas más vulnerables, la Asociación de Voluntariado Internacional Mujer Educación Desarrollo – VIDES, promovida por el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora y la Fondazione Volontariato Giovani Solidarietà onlus – FVGS promovida por VIDES Internacional, por medio de actividades y proyectos, se hacen promotoras de los derechos de los niños.

La FVGS Onlus trabaja en los países más pobres donde están presentes las Hijas de María Auxiliadora, para garantizar a más de 3000 niñas y niños, por medio del Apoyo a Distancia, el derecho a la salud, a una correcta alimentación y a la educación. En este tiempo de emergencia debida a la pandemia, la FVGS Onlus se ha puesto a promover campañas de sensibilización con el fin de adquirir mascarillas y jabón además de llevar a cabo, gracias a las FMA presentes en el territorio, momentos de formación dirigidos a los niños y a sus familias, para transmitir los conocimientos fundamentales para protegerse de la Covid-19.

El VIDES Internacional, gracias al apoyo de bienhechores, acompaña dese el 2017 a la Comunidad de las FMA de Ho Chi Minh, en Vietnam, de la Inspectoría María Auxiliadora (VIN) en la misión de promoción del derecho a la educación de calidad para menores en situación de extrema vulnerabilidad, a través del proyecto “Una Escuela para los niños migrantes del distrito de Tam Ha, periferia de Ho Chi Minh City”:

El proyecto ha permitido construir una nueva escuela, lista para acoger a cerca de 1000 estudiantes cada año, que tendrán acceso – muchos por primera vez – a un   camino educativo holístico que se centra en sus derechos, necesidades y aspiraciones. La Escuela ha sido pensada para garantizar un espacio de crecimiento sereno a los hijos de familias migrantes obligadas a dejar sus casas en las zonas rurales, para situarse en la periferia de la capital del Vietnam en busca de un trabajo digno.

Estos niños, desarraigados de sus aldeas, llegan a la capital a menudo sin documentos y por tanto imposibilitados para frecuentar la escuela, alimentando así el fenómeno del trabajo infantil. Por medio de esta iniciativa, el VIDES Internacional y las Hijas de María Auxiliadora han acogido ya en los dos primeros años de actividad a más de 2000 niños, regalándoles un futuro lleno de esperanza y de luz.

 “Los niños son el futuro de la familia humana: ¡a todos nos espera la tarea de favorecer el crecimiento, la salud y la serenidad!”.

(Papa Francesco)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.