Filipinas. En respuesta a la pobreza creciente debida a la pandemia de Covid-19, la Inspectoría S. Maria Mazzarello de Filipinas y de Papúa Nueva Guinea (FIL), ha distribuido a las familias más pobres paquetes de arroz recibidos en donación de Charis Singapore.

Los casos de contagio y los fallecimientos por la Covid-19 han aumentado en diversas ciudades y municipios del país y las medidas de la cuarentena se han  intensificado con la consiguiente desocupación y los inconvenientes para la economía familiar y del país. Para proporcionar ayuda y bienes de primera necesidad a los pobres, las comunidades FMA de San Juan Bosco y María Auxiliadora de Manila han enviado a las comunidades parroquiales los bienes disponibles, de los cuales muchos han sido donados por generosos bienhechores y miembros de la Comunidad Educativa local.

La mayor parte de las familias de los oratorianos son pobres. El arroz es el alimento de base en el País y les da seguridad, sobre todo si no se pueden comprar otros alimentos. Por esto las hermanas se han dirigido a Charis Singapore, el ente de la Archidiócesis de Singapur que opera para las ayudas humanitarias al extranjero.

Charis Singapore ha enviado a la Inspectoría una donación para la compra de arroz para cada una de las 1800 familias pobres de los Centros Juveniles Oratorianos.

Del 5 al 17 de julio de 2021, en todas las Comunidades de la Inspectoría se ha distribuido a las familias paquetes de arroz, haciendo así felices a las familias que han dado las gracias por la ayuda recibida.

Las FMA de la Inspectoría continúan rezando por el fin de la pandemia y testimoniando solidaridad y cercanía a los más pobres, al estilo de la Espiritualidad Salesiana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.