Turín (Italia). El 24 de octubre de 2021 en Turín,  Valdocco, se llevó a cabo la XXXI Jornada Mariana sobre el  tema “Crecer en la comunión”, dirigida a los asociados, a los aspirantes y a todos los adultos y a las familias que siguen el camino de la Asociación de María Auxiliadora (ADMA). En el encuentro, dedicado a profundizar la dimensión Mariana en el camino asociativo, a compartir las gracias y a renovar la confianza a María, estaban presentes cerca de 170 miembros del ADMA Primaria de Turín y de otras localidades de Italia.

Después del saludo de acogida del Inspector de la Inspectoría Maria Ausiliatrice (ICP) de los Salesianos de Don Bosco, don Leonardo Mancini, y de la Vicaria de la Inspectoría Maria Ausiliatrice (IPI) de las Hijas de María Auxiliadora, sor Maria Torre, los participantes escucharon la intervención de don Roberto Carelli, Profesor de Antropología Teológica en la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia Salesiana de TorinoCrocetta y animador espiritual del ADMA primaria de Turín, con el título “La familia, nuestra familia, mi familia”.

En el año Famiglia Amoris Laetitia, che terminará el 26 de junio de 2022 en Roma con el X Encuentro Mundial de las Familias, don Carelli ha tomado en consideración la realidad y los desafíos de la familia a partir de la Encíclica del Papa Francisco Amoris Laetitiae (AL 32-37), invitando “a vivir y testimoniar, gustar y hacer gustar las buenas razones de los nexos familiares fieles y fecundos, íntimos y sociales, afectuosos y generosos, evitando las cerrazones y los juicios que contradigan a la familia como lugar de maduración de la libertad y del amor”.

Una Salesiana Cooperadora y una pareja perteneciente a la Fraternidad Contemplativa de Nazareth aportaron después su testimonio, subrayando la dimensión mariana vivida en los respectivos Grupos de la Familia Salesiana. Don Alejandro Guevara Rodríguez, Animador espiritual mundial del ADMA, dio fin al primer momento con una reflexión pastoral, a partir de la experiencia de la pandemia, sobre el camino de crecimiento en la comunión con los otros, como familia, como Familia Salesiana y como Iglesia.

Un segundo momento se desarrolló en la Basílica María Auxiliadora, con la oración del Rosario, un tiempo de Adoración Eucarística y la Celebración Eucarística presidida por el Vicario del Rector Mayor, don Stefano Martoglio que, en la Jornada Mundial Misionera, evidenció el aspecto de la misionariedad en la experiencia de la Asociación ADMA: difundir la devoción a María Auxiliadora y a la Eucaristía es la misión específica de ADMA, que aporta la savia a la misión universal de la Iglesia.

Sor Lucrecia Uribe, FMA, Animadora mundial ADMA, dirigió al final el saludo a los participantes de la Jornada Mariana 2021 tomando como punto de partida el tema de la sinodalidad del Sínodo de los Obispos en curso, proponiendo tres actitudes a privilegiar – hacerse expertos en el arte del encuentro, escuchar con el corazón, discernir – y tres riesgos a evitar: el formalismo, la autoreferencialidad y el inmovilismo . Para concluir, indicó tres oportunidades para reforzar la sinodalidad en el Grupo ADMA: ser lo que don Bosco pensó para todos los devotos de María, o sea, una Asociación con aliento eclesial, tomarse un tiempo para escuchar a las personas próximas y ser una Asociación que practica la cercanía.

La Jornada Mariana fue también la ocasión para proceder a la renovación del Consejo de la Presidencia ADMA Turín para el próximo cuatrienio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.