Río de Janeiro (Brasil).  El 22 de mayo de 2021 la Pastoral Universitaria de las Instituciones de Educación Superior del Centro Educativo Nuestra Señora Auxiliadora (ISECENSA) organizó la segunda edición del evento “Tu familia es nuestra”, un momento de reflexión y de oración con el personal escolar, los profesores, los estudiantes y las familias.

La Vice Directora de ISECENSA, Elizabeth Landim, explicó la finalidad del encuentro, realizado a través de la plataforma digital a causa de la pandemia de Covid-19: “El momento delicado requiere aún mayor cuidado. Es fundamental sentirse acogidos, unidos, solidarios. Juntos somos más fuertes”.

El encuentro comenzó con el saludo de la Directora General, sor Rosa Idália Pesca, Hija de María Auxiliadora, Directora de la Comunidad María Auxiliadora de Campos, Río De Janeiro, de la Inspectoría Madre Mazzarello (BMM). Elizabeth Landim y don Murialdo Gaspareti condujeron el evento, en el cual hubo cerca de 200 accesos.

Un momento significativo fue el testimonio de fe de una pareja que, junto a sus dos hijas, relató el fuerte cambio en la vida familiar cotidiana determinado por un incidente, destacando el valor del perdón, de la confianza en Dios y de la percepción de Su presencia en cada meta pequeña o grande. Una empleada compartió: “Fue una lección de vida. De ello salimos reforzados y llenos de esperanza”.

En el videomensaje a los participantes en el Foro “¿En qué punto estamos de la Amoris Laetitia? Estrategias para la aplicación pastoral de la Exhortación del Papa Francisco”, el Santo Padre subraya la corresponsabilidad de las familias en el anuncio:

“Para llevar el amor de Dios a las familias y a los jóvenes, que construirán las familias del mañana, necesitamos la ayuda de las mismas familias, de su experiencia concreta de vida y de comunión. Necesitamos esposos al lado de los pastores, para caminar con otras familias, para ayudar a quien es más débil, para anunciar que, también en las dificultades, Cristo se hace presente en el Sacramento del matrimonio para dar ternura, paciencia y esperanza a todos, en cada situación de la vida. ¡Qué importante es, para los jóvenes, ver con sus propios ojos el amor de Cristo vivo y presente en el amor de los esposos, que testimonian con su vida concreta que el amor para siempre es posible!”.

ISECENSA es una familia, el espíritu salesiano nos lleva a cuidarnos los unos de los otros, de su bienestar emotivo, de la consolidación en la fe. Creemos en la oración como sustento de cada momento”, comentó Elizabeth Landim.

El Papa Francisco, en la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia, recuerda la importancia de “reavivar la alianza entre la familia y la comunidad cristiana”, para favorecer una educación integral:

El Sínodo quiso evidenciar la importancia de las escuelas católicas, que desarrollan una función vital en el asistir a los padres en su deber de educar a los hijos. […] Las escuelas católicas deberían ser animadas en su misión de ayudar a los alumnos a crecer como adultos maduros que pueden ver el mundo a través de la mirada de amor de Jesús y que comprenden la vida como una llamada a servir a Dios”. (AL 279)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.