Manila (Filipinas) Del 1° al 31 de julio de 2020, ocho Hijas de María Auxiliadora de la Conferencia interinspectorial CIAO, pertenecientes a las Inspectorías  S. Maria D. Mazzarello (FIL), Maria Nuestra Ayuda (CMY), María Auxiliadora (CIN) y María Auxiliadora (VTN), se encontraron online para vivir la experiencia formativa del Segundo Noviziado. El encuentro tenía que haberse llevado a cabo en mayo de 2020 en las Filipinas pero, a causa de la pandemia de Covid-19, eligieron la modalidad online para no perder la oportunidad.

En el curso de las jornadas, las FMA Formadoras afrontaron diversas temáticas: Instrumento de trabajo del Capítulo General 24º;  “Deja que Cristo cuente tu historia” – Experiencias de plegaria contemplativa;  Formación humana – Afectividad y comportamiento co-dependiente: Líneas guía para el juniorado;  Una mirada a la misión educativa de las FMA – En diálogo con las Constituciones; El desafío de construir una casa en nuestra comunidad en diálogo con la experiencia de la primera comunidad cristiana y con la primera comunidad de Mornese; La presencia de María en la vocación salesiana FMA – Dimensión mariana de las Constituciones; Buenas praxis en la Pastoral Juvenil – Un plan pastoral para las Comunicaciones Sociales

La comunicación compartida de las FMA que participaron en la experiencia:

“Ha sido un mes lleno de gracia y de Espíritu Santo, en la revisión de la propia vida, en la confirmación de la presencia de Dios en nuestra historia de salvación, para mirar el camino vocacional personal a través de los ojos de Cristo y a la luz de Su Palabra. Ha sido también una experiencia de inmersión en la belleza de la alianza con Jesús como esposas suyas y una mayor clarificación de nuestra identidad de Hijas de María Auxiliadora. Los encuentros también han alimentado la dimensión comunitaria de nuestra vocación y nos han ayudado a renovar nuestra pasión por los jóvenes, en el estilo femenino de nuestra vida consagrada salesiana.

Cada Inspectoría y Comunidad a la que pertenecemos, nos ha apoyado  garantizando un ambiente favorable al silencio, a la plegaria y a la reflexión, así como al acceso a las tecnologías y a la conexión a internet. Las Formadoras de la Inspectoría FIL nos  proporcionaron un rico programa para poder vivir en profundidad en la belleza de nuestra vida consagrada salesiana y para confrontarnos con los retos actuales y con las modalidades concretas para afrontarlos.

El encuentro se enriqueció compartiendo experiencias de cada una y de la comunión entre hermanas provenientes de diversos Países y contextos. Todo es un don, y nuestros corazones no pueden sino ser como el de María en el Magníficat. Gracias al Instituto y a nuestras Inspectorías por  cuidar nuestra vocación salesiana”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.