Roma (Italia). La Madre General de las Hijas de María Auxiliadora, Sor Yvonne Reungoat, se dirige a las Hijas de María Auxiliadora en este tiempo de pandemia de Covid-19 que interpela a ir a lo Esencial de la vida y asegura, junto a las hermanas del Consejo, la oración por las preocupaciones, esperanzas, aspiraciones y proyectos de bien de todas las FMA.

La Madre retoma la Encíclica Fratelli Tutti: sobre la fraternidad y la amistad social, firmada por el Papa Francisco en Asís el 3 de octubre de 2020, y propone una relectura del tema de la fraternidad en clave carismática salesiana, como conjunto de las relaciones en la Comunidad Educativa, en la que todos los miembros están llamados a dar la propia contribución, a realizar “un tejido de hilos interconectados” caracterizado por el espíritu de familia.

La fraternidad encuentra su expresión concreta en el Sistema Preventivo y para las FMA se traduce en una llamada a vivir en las circunstancias ordinarias de la vida la fraternidad auténtica vivida en Mornese por Madre Mazzarello y por las primeras hermanas: “Como la primera comunidad de Mornese, estamos llamadas a expresar aquella caridad paciente que todo lo excusa, en todos confía, todo lo soporta y no pierde nunca la esperanza” 

Madre Yvonne invita a las Comunidades FMA a vivir la fraternidad en el estilo de servicio que se hace acogida y compartición con las hermanas y los jóvenes, especialmente los más pobres, y a inventar con creatividad nuevas formas de servicio y de solidaridad:

“Desde la comunidad habitada por el Amor, la fraternidad se irradia hacia las periferias geográficas y existenciales, que piden escucha, cuidado, educación”.

La consigna «A ti te las confío», que acompaña el segundo año de preparación al 150º aniversario de la fundación del Instituto, es una llamada a la implicación en la misión evangelizadora, siguiendo el ejemplo de María, para ser en el mundo sus “verdaderas imágenes”, conscientes de que a cada uno/a le son confiados muchos hermanos y hermanas y que “la fraternidad verdadera es siempre universal”.

La entrada en el nuevo Año litúrgico y el Adviento son tiempos propicios para vivir la esperanza y acoger al Señor Jesús en la propia vida como el Salvador que el mundo hoy necesita.

La Madre concluye la Circular acercándose a todos con un augurio para la Solemnidad de la Inmaculada y la Santa Navidad: “a cada hermana, a las familias, sobre todo las probadas por el sufrimiento, al Rector Mayor don Ángel Fernández Artime, a los Hermanos Salesianos, a todos los miembros de la Familia Salesiana, a las laicas y los laicos: jóvenes y adultos que con nosotros se hacen “samaritanos” en este delicado tiempo de pandemia”.

Circular n°1003

1 COMENTARIO

  1. Grazie, Madre “per questo nostro incontro mensile che nessun lockdown può cancellare”….. attraverso la circolare on line preceduto dalla sintesi sul nostro sito. Da molti mesi sono contenta spigolo nel sito se la circolare e’ gia’ on line, prima che arrivasse in ispettoria.
    Da alcuni giorni non trovandola, ho pensato che in questo mese, non sarebbe stata postata. Ma quest’oggi l’ho trovata. Tutto il contenuto lo assimilero’ al piu’ presto, per ora ne accolgo questo tuo augurio: “…Con la fede dei nostri santi Fondatori, ci prepariamo a vivere in comunione con la Chiesa universalee con quanti attendono un futuro migliore, la solennità dell’Immacolata e il santo Natale…”, e contraccambio con la continuita’ dell’invocazione al Signore secondo le tue intenzioni.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.