Estados Unidos y Canadá. Del 29 de junio al 24 de julio, más de 250 niños, de edad comprendida entre los 7 y los 13 años, provenientes da diversos Estados pudieron hacer experiencia del espíritu de familia salesiano a través del Campo de Verano Virtual (Virtual Summer Camp). Por medio de una plataforma online, los niños se reunieron dos veces al día para participar en diversas actividades en vivo con Hijas de María Auxiliadora, Novicias, Postulantes y jóvenes del Período de Verifica y Orientación pertenecientes a la Inspectoría San José de Estados Unidos y Canadá (SEC) y a la Inspectoría Estadounidense Maria Inmaculada (SUO).

Las jornadas empezaban con los videos creativos, realizados por las Postulantes, con el “Good Morning”, los Buenos días salesianos. Cada semana los niños, guiados por dos “exploradores salesianos” y por María Auxiliadora, viajaron por los continentes del mundo a la búsqueda de una “gema de la virtud”.

Durante la primera semana, en busca de la “gema de la gratitud”, los niños exploraron el continente europeo y encontraron a Don Bosco, Madre Mazzarello, Mamá Margarita y el Papa Francisco. En la segunda semana, los participantes partieron para Asia, para encontrar la “gema del coraje”, y encontraron a San Luis Versiglia. La tercera semana los comprometidos pequeños exploradores, en el viaje entre las Américas, en la búsqueda de la “gema de la creatividad”, fueron guiados  por la Beata Maria Troncatti. En la última semana, desembarcaron en el continente africano. Sean Devereux, misionero salesiano inglés en Somalia, ayudó a los niños a encontrar la “gema de la generosidad”.

La animación del vivo estaba constituida por juegos virtuales, actividades manuales, visitas virtuales en diversos Países del mundo, lecciones de baile, lectura de buenas noticias, cantos, concurso de talentos. Además, un tiempo de la jornada estaba reservado a la oración y a la misa virtual. Entre un directo y el otro, los niños estaban libres para poder navegar en el sito web y poder gozar de las diversas actividades ya registradas. FMA, jóvenes en formación y laicos de entrambas Inspectorías colaboraron en la realización de los videos sobre cómo crear pequeñas obras de arte, sencillas receptas, proyectos científicos, aprender palabras sencillas en lenguas extranjeras, bailar, cantar y conocer los continentes del mundo.

Con toda seguridad, a causa de la Pandemia de Covid-19  la experiencia fue distinta a tener físicamente presentes a centenares de niños, pero las FMA experimentaron la posibilidad de establecer igualmente relaciones significativas, como subrayó un participante al final: “ ¡Lo más difícil ahora es dejar el campo!”. Un padre observó: “Parece que las FMA y las Novicias formen parte de nuestra familia”. Y otro agradeció: “Hemos apreciado el campamento virtual, porque nos ha dado la posibilidad de ver a nuestra hija interactuar con otras personas de modo seguro durante la pandemia y también nos hemos acercado más a Dios. Sus jornadas han sido llenas de actividad! ¡Ha vivido una primavera en soledad, pero no ha estado así durante el verano, con todas estas actividades y amistades. Gracias!”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.