Roma (Italia). La Madre General del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, Sor Yvonne Reungoat, comparte una reflexión sobre la relación de las FMA con las Exalumnas y los Exalumnos.

La Asociación Exalumnas/os de las Hijas de María Auxiliadora, a finales de julio de 2021 celebró el VII Congreso Internacional. El 31 de julio  y el 2 de agosto de 2021 se llevó a cabo la Asamblea ordinaria, con la elección del nuevo Consejo Confederal  y el 16 de agosto fueron elegide la Presidente y la Vice-Presidente. Estos eventos se sitúan en el marco de la preparación a la celebración del 150º de la Fundación del Instituto FMA y en la vigilia del Capítulo General XXIV del Instituto FMA.

La Madre Yvonne Reungoat recuerda la relación de afecto y de colaboración al compartir el Carisma con las/los Exalumnos/as, que constituyen el Grupo de la Familia Salesiana más próximo a las FMA, porque están formadas/os en sus ambientes educativos:

“Han asimilado el espíritu que hemos querido comunicarles a través de nuestra vida personal y comunitaria, en las Comunidades Educativas. Constituyen un precioso recurso multiplicador del carisma salesiano en los lugares donde viven y trabajan”.

La Madre invita a las FMA a profundizar el compromiso en preparación al CG XXIV a ser “comunidades generativas de vida en el corazón de la contemporaneidad”, reflexionando sobre la propia vida cotidiana, para descubrir si hemos “generado mucha vida”, sembrando valores y deseo de compromiso y de servicio en los años fundamentales de la educación.

La Asociación, que se desenvuelve en autonomía con los Estatutos propios y gobierno propio, está al mismo tiempo en relación de reciprocidad con las FMA, que la promueven y cuidan su animación espiritual. En la reciente revisión del Estatuto, las/los Exalumnas/os han deseado subrayar el estar en red con las Hijas de María Auxiliadora.

El camino de la Asociación, nacida en 1908, tiene presencias de Exalumnas/os de las FMA cada vez más activas y cualificadas en el campo de la economía, de la vida social, de la política, en respuesta a los desafíos actuales respecto al cuidado de la persona y de la creación, que garantizan la presencia del “espíritu de Mornese” y se entregan a actividades educativas y pastorales, “con la alegría de dar, a su vez, lo que  han recibido”. 

Una característica de la Asociación es además su rostro multicultural y multirreligioso, en cuanto, como afirma el primer artículo del Estatuto, “comprende, sin distinciones étnicas, sociales, culturales y religiosas Exalumnas y Exalumnos,  (…) que inspirándose en el carisma de don Bosco y de Madre Mazzarello, comparten la finalidad y la identidad expresadas en el Documento identitario y en la Carta de la Familia Salesiana”.

Para el Instituto de las FMA, presentes en Países en que los Católicos constituyen una minoría, poder contar con los Exalumnos/as que comparten y difunden con su vida los valores asimilados en las realidades educativas de las FMA es “signo de esperanza para el mundo, porque es una levadura evangélica que puede transformar culturas y pueblos desde dentro”.

La Madre Yvonne Reungoat invita a las FMA y las Comunidades Educativas a profundizar en el conocimiento de la Confederación Mundial “Mornese” de las Exalumnas/os de las FMA para adquirir conciencia de su valor carismático, social y eclesial y para proponer a las/los adolescentes a las/los jóvenes su pertenencia a la misma. Sobre todo, proponerla a los que se orientan a formar una familia. Se trata también de animar a las Federaciones y las Uniones locales a dar la prioridad a esta dimensión, con iniciativas y recursos formativos que responden a las necesidades reales de las familias del propio contexto.

La Madre pone énfasis también en el significado de la elección de Delegadas FMA inspectoriales y locales y exhorta a las Inspectoras “a tener en cuenta a las FMA que han dejado más resonancias en la vida de las jóvenes, ya por su habilidad educativa, ya por su alegre testimonio de vida evangélica y carismática”.

Subraya, además, que el compromiso de abrir la prospectiva de la Asociación de Exalumnas/os a las/los jóvenes de las realidades FMA está confiado a toda la Comunidad Educativa, con la tarea de hacer la propuesta, acompañar en el discernimiento, favorecer la maduración de la opción.

«Maria Ausiliatrice ci ripete “A te le affido”, anche in riferimento alle/ai Exallieve/i: ce le affida in modo diverso dai bambini, dai fanciulli/e, adolescenti, ma ci chiede di continuare ad essere la sua presenza materna a qualsiasi età della vita. Sono sicura che, se ci vedrà lavorare con gioia e creatività educativa in questo campo, lo accoglierà come un’ulteriore testimonianza del nostro grazie per la Sua protezione nei 150 anni di vita dell’Istituto che ci apprestiamo a celebrare».

“María Auxiliadora nos repite “A ti te las confío”, también con referencia a las/los Exalumnas/os: nos las confía de distinta manera que a los niños, niñas y adolescentes, pero nos pide que continuemos siendo su presencia materna a cualquier edad de la vida. Estoy segura de que, si nos ve trabajar con alegría y creatividad educativa en este campo, lo acogerá como un ulterior testimonio de nuestro gracias por Su protección en los 150 años de vida del Instituto que nos apresuramos a celebrar”.

Circular

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.