España y Portugal. Las Comunidades de las Hijas de María Auxiliadora de la Inspectoría María Auxiliadora (SPA) y de la Inspectoría Nuestra Señora de Fátima (POR) se encontraron online el 5 de septiembre de 2020, para agradecer juntas el camino de 30 años vividos por la Conferencia Interinspectorial de España y Portugal (CIEP).

Chiusura CIEP - Preghiera Casa Ispettoriale SPA

La celebración se inició con la plegaria, el recitado del Salmo 91, “Enséñanos a calcular nuestros años”, y la escucha del texto evangélico del encuentro de Jesús con la mujer samaritana (Jn 4, 1-30).

Sor María Luisa Miranda, Consejera General para la Familia Salesiana y Referente CIEP, invitó a reflexionar sobre la categoría del tiempo como don para vivir, don que hay que agradecer para dar un sentido a la vida. “Un tiempo que, para España y Portugal” en este momento no es de conclusión, sino un tiempo que ha alcanzado la madurez para iniciar un nuevo camino”.

Después gozaron de la visión de un video síntesis de los 30 años de la CIEP, con el testimonio de algunas FMA que, en el curso de  treinta años, han asumido el servicio de animación y gobierno. Palabras e imágenes, fragmentos de memoria de un camino recorrido en fraternidad.

Sor Rosa Cándida Gomes y sor María del Rosario García, las Inspectoras de Portugal y España, se hicieron próximas a las Comunidades. Sor Rosa dijo que “No es el momento de cerrar una puerta, sino de extender la mirada hacia horizontes más amplios. Somos como una gota de agua en el océano del Instituto, una gota que cae y hace fecundo todo lo que  lo circunda. El nacimiento de la nueva Conferencia nos lleva a intensificar la comunión, la apertura a la realidad y a los jóvenes más frágiles”.

Sor María del Rosario dio las gracias a la Madre General y a las Consejeras Referentes por su presencia que ha iluminado el camino. Recordó que la CIEP ha sido un espacio precioso de comunión. “Damos este paso, convencidas de encontrar juntas caminos más seguros. Sabemos que juntas deberemos responder a los grandes desafíos del mundo de hoy, que juntas podremos buscar y dar respuestas de calidad. Afrontamos este recorrido con entusiasmo, acogiendo el esloganA te le affido”.

Los Consejos Inspectoriales se encontraron con sor María Luisa Miranda, para dar las gracias por cuanto han compartido en la CIEP. A María confían el inicio de la nueva Conferencia Interinspectorial Medio Oriente y Europa (CIME), seguras de que continuará hallando los senderos de la santidad para recorrer junto a los jóvenes.

1 COMENTARIO

  1. Me alegra mucho esta celebración de los 30 años de la CIEP. Su fruto ha sido mucho. Doy gracias a María Auxiliadora y al Espítitu Santa que ilumina a nuestro Instituto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.