Roma (Italia) Se han acabado hace poco las Jornadas de Espiritualidad de la Familia Salesiana  (16-19 enero 2020) en Turín-Valdocco, un lugar significativo, un lugar de familia, “donde todo habla de nuestro Padre Don Bosco”, como ha afirmado su décimo sucesor, Don Ángel Fernández Artime, Rector Mayor de los Salesianos de Don Bosco, el 19 de enero de 2020 en la homilía conclusiva de las Jornadas.

“Aquí todo habla de don Bosco, un hombre, un corazón que amaba profundamente a los muchachos: “por vosotros estudio, por vosotros trabajo, por vosotros lo hago todo”. Es hermoso ser Familia de Don Bosco y ofrecer hoy algo nuestro y único que es esto: amar y darse hasta el cansancio por los chicos, las chicas, sus familias junto a ellos y, entre ellos, los más necesitados. Ésta es la esencia del carisma”.

Don Rua, hablando de Don Bosco en 1894, capta el corazón de todas sus acciones: “No dio ningún paso, no pronunció ninguna palabra, no se metió en ninguna empresa que no tuviese por objetivo la salvación de la juventud… Realmente no tenía en el corazón otra cosa que las almas”

Aún hoy, los miembros de cada uno de los  32 Grupos de la Familia Salesiana continúan dando vida al sueño de Don Bosco, Su Pasión por los jóvenes albergando en el corazón sus almas, cada grupo con su compromiso específico, todos unidos por el carisma salesiano.

El tema tratado en las Jornadas de la Familia Salesiana, “Buenos cristianos y honrados ciudadanos”, siguiendo el Aguinaldo 2020 del Rector Mayor, invitó a los participantes a reflexionar sobre el significado de esta expresión en los ambientes en que cada uno se entrega cada día a la misión.

Es posible hoy ser “buenos cristianos y honrados ciudadanos” en todos los contextos en que se encuentran?

La Madre Yvonne Reungoat, Madre General de las Hijas de María Auxiliadora, retomando el Aguinaldo dice: Vivir la armonía entre fe y vida es el corazón del carisma de don Bosco que ha dado rostro al ambiente donde numerosos jóvenes en Valdocco experimentaron la alegría de caminar hacia la meta de la santidad. ¡Y esto es posible también en nuestros ambientes hoy, mientras lo creamos!” (Circ. 993)

El Valdocco de Don Bosco era una escuela sencilla, cotidiana, de santidad, en la que los jóvenes y los que respiraban el aire de este ambiente no podían más que, a su vez, ser testimonios de lo que habían visto y vivido estando con él. Un Espíritu que lo ha inspirado y siempre acompañado y que, a 132 años del nacimiento en el cielo del Santo de los jóvenes, como dice el Rector Mayor en la misma homilía, no se detiene:

“No se detiene nunca el Espíritu de Dios y de esta Familia que es una familia con 32 Grupos que tiene en el centro la espiritualidad salesiana y cada uno, según su origen como grupo, hace un servicio para la evangelización, la caridad y la educación.”

Escuchemos la voz de algunos testimonios de los Grupos de la Familia Salesiana, que expresan su compromiso de llevar el Carisma Salesiano al hoy, allí donde están llamados según la propia y específica misión.

La experiencia de Valdocco nació con los jóvenes. Su relanzamiento sólo puede darse  con la presencia activa de los jóvenes. Don Enrico Lupano, Salesiano de Don Bosco, que se ocupa de la acogida en Valdocco, habla del proyecto de la Comunidad Juvenil Internacional.

Sor Verónica, de las Hijas del Divino Salvador, durante las Jornadas de Espiritualidad de la Familia Salesiana ha experimentado el Espíritu de Familia que caracteriza el Carisma Salesiano. Su carisma específico es llevar el mensaje del Pesebre de Belén a niños y jóvenes, en particular a los más pobres y necesitados, a través de la educación cristiana, con el espíritu de San Juan Bosco.

Para Italo Canaletti, Salesiano Cooperador, llevar adelante el servicio socio-político es muy importante, para ser honrados ciudadanos y buenos cristianos insertados en la sociedad.

Elisabetta forma parte de ADMA, la Asociación de María Auxiliadora fundada por Don Bosco para promover el culto a la Eucaristía y la devoción a María Auxiliadora. “Ser buenos cristianos y honrados ciudadanos significa ser fieles a las pequeñas cosas cotidianas a las que la vida nos llama y confiar los gozos y las fatigas al Señor”.

“En estas Jornadas de la Familia Salesiana, escuchando muchos testimonios de todo el mundo, este lema Buenos cristianos y honrados ciudadanos  ha renovado en mí el deseo de dar mi contribución y el de la  Comunità Canção Nova a través de los medios de comunicación”. Son las palabras de Cristiane Monteiro, responsable de este Grupo de la familia Salesiana.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.