Mozambique. Las Comunidades de las FMA de la Inspectoría San Juan Bosco (MOZ) viven el estado de Emergenza in Mozambico debido al ataque de las guerrillas en algunas zonas del País, a la extrema pobreza en que vive la población y al aumento de la difusión del coronavirus.

En Mozambique son dos las Comunidades de las Hijas de María Auxiliadora que viven la emergencia, Chiure y Pemba, porque se encuentran propiamente en las áreas donde la gente desplazada llega en busca de un refugio y donde el contagio de coronavirus va en aumento.

La Inspectora sor Zvonka Mikec, después de haber estado visitando a las comunidades durante algunas semanas, ha compartido la situación de dolor, miedo y pobreza que se está viviendo.

En Chiure, la casa es un lugar de encuentro de muchos desplazados provenientes de las zonas de guerra, que piden ayuda. Las hermanas los acogen y les piden que se presenten a las Autoridades en los barrios para conocer el lugar donde pueden quedarse con la familia (cada familia puede estar compuesta por 15-20 personas). Las familias de la zona ofrecen el espacio en los patios de sus casas o bien ayudan a construir casas de barro.

Algunas FMA de la comunidad visitan a las familias y les llevan una primera ayuda asegurándoles los bienes de primera necesidad. En este tiempo de Pandemia también han confeccionado miles de mascarillas para la población desplazada.

Otras hermanas colaboran con Caritas de la Diócesis que asiste a cerca de 250 familias de los pueblos vecinos. Para los niños recién nacidos hay un proyecto en Chiure denominado “Isabelinha”. Los niños desnutridos, cada sábado son llevados a los familiares, para     que puedan ser visitados y recibir leche para toda la semana.

Además colaboran en el Proyecto de la panadería solidaria, de Caritas Diocesana, para favorecer la ocupación de los jóvenes y producir el pan para los desplazados.

En Pemba, la gente sufre aún por el ciclón del 2019. Las familias. aunque sean muy pobres, han acogido a los desplazados. Las FMA, durante dos semanas, han acogido a una niña, y ella y el hermano, que habían estado separados durante un ataque, se han podido abrazar de nuevo.

A las afueras de la ciudad han aparecido campamentos de acogida  para los desplazados. Además de proveer de bienes de primera necesidad, una FMA está comprometida en el acompañamiento y apoyo psico-social.

La Inspectoría continúa asistiendo a las familias, que son muchísimas y tienen necesidad de todo: comida, vestidos y techo para descansar.

Proyecto Emergenza Mozambico

Las FMA sienten fuerte la llamada a responder a la emergencia, pero también a cómo ayudar concretamente a los jóvenes, para que tengan una ocupación. Su objetivo es organizar cursos de Formación Profesional y proporcionar a los jóvenes competencias e instrumentos para un eficaz compromiso en el trabajo.

El Instituto de las  Hijas de María Auxiliadora apoya a las poblaciones en situación de desamparo, contando con la generosidad y la solidaridad de todos.

Se pueden enviar aportaciones y ofertas en las modalidades indicadas en el Sito web dell’Istituto FMA, y señalando en la causal Emergenza Mozambico“.

 “Dios no se deja vencer en generosidad”
(Don Bosco – MB II,254).

1 COMENTARIO

  1. Hermisa accion solidaria que realizan nuestras Hermanas. La vivencia del Evangelio se gace concreta.
    Dios les bendiga y fortalezca.
    “Tuve hambre y me dieron de comer, fui desplazado y me acogieron…”

    Bendiciones, queridas Hermanas!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.