Roma (Italia). El 30 de agosto de 2021 el Papa Francisco reconoció las virtudes heroicas de la Sierva de Dios Mariacristina Cella Mocellin, Fiel Laica y Madre de Familia. Nacida el 18 de agosto de 1969 en Monza (Italia), Mariacristina desde 1982 a 1987 frecuentó el Liceo Lingüístico en la Escuela Maria Ausiliatrice de Cusano Milanino (MI), gestionada entonces por las Hijas de María Auxiliadora de la Inspectoría lombarda Sacra Famiglia (ILO).

En los años de la escuela, Mariacristina se manifiesta una muchacha serena y positiva, abierta a todos. En clase es una presencia decisiva, pero discreta. Un compañero dice de ella: “Alegre y juguetona, era decidida, y sus valores no teníaN término medio. Era entre nosotros una “autoridad reconocida”, pero siempre al servicio”.

La impronta del Carisma salesiano está presente en su compromiso de animadora del oratorio y catequista en la Parroquia “Sacra Famiglia” de Cinisello Balsamo, donde residía, por lo que en su Diario anota algunos principios de Don Bosco sobre la educación.

Afectada por un sarcoma en la pierna izquierda, después de una intervención y la terapia está de nuevo en clase, tocada por la enfermedad pero sonriente y deseosa de recuperarse. “Ninguna ausencia más de lo necesario. Voluntad, decisión, conciencia, deseo de no hacerlo pesar a los otros. Nunca replegada en sí misma”, testimonia una profesora FMA. “Su actitud procedía de una fuerza interior inexplicable, que se reflejaba en seguida en su Diario Espiritual. Cristina no ha hecho nunca nada extraordinario, pero siempre ha hecho extraordinariamente bien lo que tenía que hacer”. Prepara el examen de madurez apoyada por la amistad y el afecto de los compañeros y de las compañeras de clase, concluyendo el Liceo con un éxito más que bueno.

De su Diario espiritual emerge una gran unión a la Eucaristía, con la participación en la S. Misa cotidiana, largos tiempos en la Capilla ante el Santísimo y una vida de oración ”extraordinariamente intensa”.

Mariacristina e Carlo sposiEl encuentro con un chico, Carlo Mocellin, al final de unas vacaciones en la Provincia de Vicenza con los abuelos, la lleva a la opción del compromiso y, en breve, al matrimonio: el 2 de febrero de 1991, Carlo y Mariacristina celebran su unión ante Dios y se establecen en Carpané (VI).

Diez meses después del matrimonio nace Francesco, seguido después de un año y medio por Lucia. Mientras está encinta del tercer hijo, Ricardo, reaparece el tumor en la pierna. La joven mamá no duda en  continuar con el embarazo, renunciando al tratamiento para no dañar la vida del bebé, que nace sano y vivaz en julio del 1994. El 22 de octubre de 1995, después de un camino de entrega y abandono al Padre, amado y buscado durante toda su existencia, Mariacristina nace en el Cielo.

Movido por el testimonio de fe auténtica y de entrega, el 8 de noviembre de 2008 el Obispo de Padua, Nons. Antonio Mattiazzo, abre la Causa de Beatificación de Mariacristina Cella Mocellin. La fase diocesana del Proceso termina el 18 de mayo de 2012, en la iglesia parroquial de Valstagna (VI). La Congregación de las Causas de los Santos expresa la opinión favorable, presentando el informe al Santo Padre, quien el 30 de agosto de 2021 autoriza el Decreto de Venerabilidad.

Las “virtudes heroicas” de Mariacristina son el fruto de una vida vivida en todo instante “extraordinariamente”, testimoniando la belleza de la fe cristiana hasta el sacrificio de sí, para generar nueva vida.

Los compañeros y las compañeras de clase, Exalumnos/as de las FMA, que mantienen vivo su recuerdo por medio de la Asociación Amigos de Cristina, continúan dando testimonio de ella, promoviendo el camino hacia la declaración de Santidad.

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.