Catania (Italia). El 11 de septiembre de 2021 las jóvenes y la Comunidad Educativa de la Comunidad de alojamiento  “Laura – Eusebia” de Nunziata di Mascali, Catania, de la Inspectoría Sicula Madre Maddalena Morano (ISI), se encontraron con sor Maria Lucia Siragusa, Secretaria Inspectorial y Animadora del Círculo Laudato Si’ EtnaMain, que compartió el tema del Tiempo de la Creación 2021: “¿Una casa para todos? Renovar el oikos de Dios”.

Sor Maria Lucia presentó el símbolo del Tiempo de la creación 2021, la tienda de Abraham, signo de la llamada ecuménica a practicar el cuidado de la creación como acto de hospitalidad radical, salvaguardando un puesto para todas las criaturas – humanas y no – en la casa común, oikos de Dios. La tienda es un lugar de refugio, pero también de apertura, de diálogo y de acogida de lo que está en riesgo de ser “descartado”, de ir a parar a los márgenes de la sociedad, como ocurre a las personas, o a algunas especies de la Creación, que están en peligro de desaparecer. El Tiempo de la Creación, que se celebra del 1º de septiembre al 4 de octubre de 2021, es un tiempo particularmente dedicado a la oración y a la acción para la salvaguarda de la Casa común, cada vez más en peligro.

Las 15 jóvenes participaron activamente en el debate, expresando las propias reflexiones:

“He comprendido que el problema de la contaminación existe verdaderamente y uno de los modos de reducirlo es pensar en las pequeñas acciones que hacemos cada día para no desperdiciar, no contaminar, proteger nuestro planeta, porque es nuestra casa” (Giovanna).

Elena se quedó impresionada por un video en que se afirma que el tiempo que nos queda, para salvar el Planeta, es de cerca de 15 años, y toma conciencia de las dificultades que deberá afrontar su generación para la salvaguardia del Planeta.

Del compartir emergen algunas estrategias para entrar en acción: reducir los desperdicios (con comportamientos responsables en el uso del agua, luz y medios propios); evitar drásticamente el uso de plásticos; practicar la recogida diferenciada; dar nueva vida a los objetos promoviendo el reciclaje; construir la tienda de Abraham en las Comunidades y difundir el mensaje de la Laudato Si`.

Además se presentó y propuso la Petición “Planeta sano, Gente sana”, promovida por el movimiento católico para exhortar a los líderes mundiales – que en noviembre se reunirán en Glasgow (Reino Unido) para la 26ª Conferencia de las Partes sobre el cambio climático de las Naciones Unidas (COP26) – a reconocer explícitamente que el cambio climático inducido por el hombre y la biodiversidad son parte de una misma crisis y a considerar la necesidad de una acción urgente para responder al grito de la tierra y al grito de  los pobres.

El encuentro concluyó con el compromiso de las participantes de concretizar lo que emergió del compartir y de hacerse promotoras de una campaña de sensibilización para salvaguardar el Planeta, partiendo de pequeños gestos cotidianos.

Sor Maria Lucia saludó a las jóvenes retomando la imagen de la tienda, que representa el corazón de cada una llamado a acoger lo que en el mundo es rechazado y/o podría ir perdido,  y con el interrogante: “¿A quién quiero acoger en mi tienda/corazón?”

“Necesitamos una confrontación que nos una a todos, porque el desafío ambiental que vivimos, y sus raíces humanas, nos conciernen y nos tocan a todos”

(Papa Francesco, LS 14)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.