Bamako (Malí). El 4 de septiembre de 2021, en el Complejo Escolar María Auxiliadora de Niamana, Bamako, en Malí, de las Hijas de María Auxiliadora de la Inspectoría Madre de Dios (AFO), se celebró la jornada de la reforestación.

La Jornada estaba organizada por el Consorcio Elite West Africa (EWA), que promueve el desarrollo de cultivos intensivos y de la reforestación en los países de África occidental, de la Asociación por el ambiente AMAVEC y del Consejo municipal de los jóvenes de Niamana. El Consorcio EWA nació en 2015 en Costa de Marfil de la propiedad de los líderes de la juventud intelectual de África occidental con el fin de ayudar a los jóvenes de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental  (ECOWAS) a construir un futuro de paz para los pueblos.

Cada año el Consorcio organiza esta actividad de reforestación para combatir la desertización y salvaguardar el ambiente. Este año ha sido elegida la Escuela María Auxiliadora, que tiene un terreno de cerca de 4 hectáreas. Se trata de un área lo bastante grande para los estudiantes, que sufren el gran calor durante la estación seca, a causa de los pocos árboles y de la falta de sombra. El objetivo de esta iniciativa es por tanto el de contribuir a la restauración de los ecosistemas, pero también animar a las generaciones más jóvenes a tomar conciencia de la situación de la “Casa común”, para contribuir a reducir los efectos de los cambios climáticos.

En la Jornada intervinieron diversas autoridades, entre las cuales el jefe territorial   (chefferie) de Niamana, los representantes de la Municipalidad, de la Comisión ECOWAS en Mali, de la Dirección regional de las aguas y de los bosques, de la Protección Civil y de la Policía. La coordinadora de EWA Malí recordó algunos valores fundamentales para el Consorcio, como el respeto de los derechos humanos, la equidad, la justicia social, la participación responsable de los jóvenes, en la prospectiva de los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030. Citó el proverbio africano: “Quien planta un árbol antes de morir no ha vivido inútilmente”, subrayando la estrecha conexión entre la naturaleza y los seres humanos. Intervino al final la Directora de la Comunidad FMA Beata Eusebia Palomino, sor Yvonne Ouedraogo.

Terminadas las intervenciones, se plantaron 80 árboles asignados a la zona del Complejo Escolar María Auxiliadora”.

En un contexto global y local en que la naturaleza por diversos motivos sufre muchos daños, la reforestación y la educación ecológica son fundamentales para las Comunidades Educativas en la óptica de la cooperación mundial, como se expresa en el Mensaje conjunto para el cuidado de la Creación: “Todos nosotros – quienquiera que seamos y dondequiera que estemos – podemos tener un rol en la modificación de nuestra respuesta colectiva a la amenaza sin precedentes del cambio climático y de la degradación ambiental”.

1 COMENTARIO

  1. Bravo à vous chères Soeurs de Niamana pour ces actions de solidarité avec la création!!
    Planter un arbre c’est penser aux nouvelles générations, c’est choisir la vie, la protection de l’environnement, c’est donner de l’espoir à notre planete terre !! Merci, merci

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.