Palermo (Italia). Los alumnos de la Escueola Secundaria de Primer Grado del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora S.M. Mazzarello de Palermo, de la Inspectoría sícula Madre Maddalena Morano (ISI), han realizado un mural sobre temas ecológicos a partir de la Encíclica Laudato si’ y de la Propuesta Pastoral salesiana italiana para el año 2020/21 “En el Corazon del Mundo #LIVEthedream”, que tiene por tema el sueño de los 9 años de San Juan Bosco.

En la realización, han participado activamente los alumnos desde febrero a mayo de 2021, guiados por sor Ermelinda Ardita, Coordinadora para la Comunicación Inspectorial del Instituto FMA de la Inspectoría ISI.

En el ámbito del Proyecto de Aprendizaje-Servicio – método pedagógico que combina el servicio comunitario y el aprendizaje – sobre el tema 2021 “Alabado seas, mi Señor, con todas las creaturas”, la realización del mural se desarrolló en tres fases, las dos primeras en modalidad online, a causa de la pandemia de Covid-19.

En la primera fase, sor Ermelinda expuso a los alumnos la técnica pictórica del mural, para después seguir con el estudio proyectual del diseño. La fase preparatoria se ha caracterizado por la profundización de las temáticas ambientales y por el compartir, reforzando la cooperación y la cohesión del grupo.

Definido el diseño final, en la segunda fase los chicos se han implicado en profundizaciones sobre la escritura en color y sobre la gestión del proyecto de grupo, seguido de la subdivisión del trabajo en partes, para asumir los diversos papeles en el enfoque de la fase práctica. La frase del sueño de la Pastorcita (1844) de San Juan Bosco – “Tú comprenderás todas las cosas cuando con tus ojos materiales veas de hecho lo que ahora ves con los ojos de la mente” – ha despertado en los jóvenes artistas el entusiasmo viéndose proyectados hacia el resultado esperado.

La tercera fase ha permitido a los muchachos “ensuciarse las manos” con los colores y ver que el diseño tomaba forma sobre la pared blanca.

El mural comienza con el “sueño de los 9 años”, con Juanito Bosco que duerme entre el lobo y el cordero y prosigue con Don Bosco y Madre Mazzarello que acompañan a los muchachos a descubrir un mundo eco-sostenible. El  planeta abrazado por los chicos es la invitación a una cultura defensora del ecosistema, al cuidado de lo Creado, don de Dios.

Los tres palacios en verde, azul y amarillo representan simbólicamente la recogida separada, en la dirección de un cambio sostenible y orientado al bien común, como evidencia el Papa Francisco en la Encíclica: “El cambio es algo deseable, pero resulta preocupante cuando se transforma en deterioro del mundo y de la calidad de la vida de gran parte de la humanidad” (LS 18).

Los alumnos que han tomado parte en la realización del mural, guiados por el Profesor de Letras, Riccardo Talamo, cuentan el sentido de la experiencia vivida en este tiempo de pandemia.

“El primer efecto cromático que nos ha venido a la mente es el azul cielo. Así, en el gran mural, que domina el espacio externo frente al campo de fútbol, un fondo de cobalto abarca el tema central de la representación: la Creación.

En estas jornadas de mitad de primavera nuestra Escuela nos ha dado la posibilidad de pintar y, bajo la paciente y experta guía de sor Ermelinda, hemos dado expresión a nuestra vena artística. En los momentos en que la acción del pincel llena de témpera los rostros de Don Bosco y madre Mazzarello, pensamos en los meses del lockdown, en el inmovilismo de la Covid y en las ganas de normalidad.

En el mural, a la izquierda, encontramos el sueño de los nueve años, diversas referencias a lo Creado y a su cuidado y sostenibilidad. Cada uno de nosotros se concentra en una porción de muro y, entre un cepillo de goteo y un poco de amarillo en la camisa, recuperamos la serenidad de los días mejores y los ojos sonrientes de nuestros compañeros. Mientras coloreamos, la mañana corre deprisa… como si quisiera recuperar el tiempo perdido.

Cada día, cuando  bajamos y comprobamos el alcance de nuestro trabajo, nos damos cuenta del progreso conseguido: la obra de arte adquiere forma. Alardeando en broma sobre qué parte ha salido mejor, nos damos cuenta de que únicamente el trabajo de equipo y la fuerza del grupo hacen eficaz nuestra actuación y especial nuestra vida.

Estamos encantados con el espectáculo ofrecido por esta nueva panorámica y nos formulamos una pregunta: ¿somos nosotros los autores de este fantástico “cuadro”?   Seamos sinceros: si comparamos el sentido del trabajo que hemos hecho con el mensaje que de él se desprende, captaremos otro mensaje muy potente:“¡JUNTOS PODEMOS ¡”.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.