Haití. El 14 de agosto de 2021 a las 14.29h, hora italiana, en cuestión de terribles y larguísimos segundos, un terremoto de potencia 7,2 a solo 10 km de profundidad, ha destrozado nuevamente Haití, sobre todo en la zona Sudoeste. Casas destruidas, vidas sepultadas bajo los escombros, inundaciones debido a la subida del mar… El epicentro ha sido identificado a 12 km de Trou de Nippes, cuya ciudad más cercana es Anse à Vau, que también está cerca de Jèremie y Les Cayes.

En estas tres localidades hay tres comunidades de las Hijas de María Auxiliadora de la Inspectoría N.S. del Perpetuo Socorro (HAI). Hay mucho miedo, también por las réplicas sucesivas, temor por la población (estamos hablando de más de 300 muertos y 1.800 heridos), por las familias de las Hermanas, de los alumnos, de los amigos.

Sólo la escasa densidad de población en esta zona, salva el País de otra tragedia humana como la del 2010, donde la potencia del terremoto no había alcanzado los 7 grados.

Hoy se empiezan a ver las consecuencias y los desastres: las casas derrumbadas, pero también la inseguridad de las otras estructuras: iglesias, oficinas públicas, escuelas.

Las tres Casas FMA están tocadas, agrietadas, inseguras, pero la que ha sufrido más daños es la Casa y la Escuela de Les Cayes. Ya renovada en parte en el 2010, no se ha acabado aún de reestructurar, de completar, y ya necesita volver a empezar. En Les Cayes las FMA gestionan una gran obra con todas las tipologías de escuelas y un Centro Profesional con una población escolar de más de 1.500 alumnos y oratorianos.

Sor Vilma Tallone, Ecónoma General del Instituto de las FMA, comparte: “Una vez más Hermanas de Haití, organismos amigos y bienhechores, Instituto de las FMA, nos daremos una mano para no dejar a los niños y los jóvenes en la calle: septiembre está cerca y la escuela es un derecho y es la única certeza de porvenir para un País que no conoce ni paz ni tranquilidad”.

3 COMENTARIOS

  1. Bien chères Sœurs de Haïti,
    Je prie le Seigneur afin qu’Il soutienne votre espérance et votre foi. Que par Marie, vous puissiez regarder le futur avec audace et espérance, grâce à la solidarité de tant de personnes qui seront généreuses avec vos projets de reconstruction. Dieu vous garde et vous protège. Comptez sur mes prières.

  2. We are one with the people of Haiti in this emergency. We pray for their protection, that no more lives be taken and that the people can begin rebuilding with the solidarity of friends, benefactors and other nations. We pray in a special way for the young people and children and all those affected. God bless and protect the people of Haiti.

  3. Come nel 2010, mi sento vicino ai fratelli e alle sorelle di Haiti, e soprattutto ai bambini, perché la loro crescita in salute di corpo e spirito sia il vero futuro per questo purtroppo sventurato Paese.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.