Lagos (Nigeria) El 15 de noviembre de 2019, la nueva comunidad constituida por tres FMA hizo su ingreso oficial en Lagos, inaugurando la primera presencia de las FMA en Nigeria.

Ofrecemos aquí la entrevista con sor Dieudonne Jean-Luis, haitiana, que ha estado en la Inspectoría de África Occidental Madre de Dios (AFO) desde el 1998. Como todas las Hijas de María Auxiliadora, su trabajo es la misión salesiana, con los niños, la Pastoral juvenil,  los Centros Profesionales.

La primera presencia de las Hijas de María Auxiliadora en Nigeria, en Lagos. ¿Cuáles han sido los pasos preparatorios para realizarla?

Es un gozo para mí, para el Instituto FMA y para la Inspectoría poder fundar una comunidad en Nigeria para llevar allí  la Buena Noticia y difundir el carisma salesiano.

El deseo de abrir una presencia en Nigeria es un proyecto que el Instituto ha guardado en el corazón hace mucho tiempo y que hoy se está realizando. Durante varios años, las hermanas han estudiado el proyecto, solicitado por Madre General, sor Yvonne Reungoat, ante las peticiones recibidas de los Obispos de Nigeria. En los últimos años hemos hecho diversas visitas y encuentros en esta tierra nigeriana, para discernir la voluntad de Dios, y para poder abrir esta misión, buscando el lugar adecuado en que ubicar la comunidad.

Siendo una nación extremadamente vasta y compleja, se ha querido ir a pequeños pasos para discernir. Este año he tomado parte en cuatro “misiones” en Nigeria durante las cuales me he podido encontrar con el Arzobispo de Lagos, los hermanos salesianos y los párrocos de algunas parroquias. Al final de la cuarta Misión, estamos todas en condiciones, con la ayuda de varias personas, de decidir el inicio de esta presencia en Lagos esperando concretar el lugar en el cual habrá de establecerse definitivamente.

La presencia será sencilla, una pequeña comunidad de tres hermanas: sor Teresa Fernandes de la India, sor Justina Egbedike de Nigeria y yo. La casa está en un barrio al lado de una parroquia, lo que nos permite participar en las actividades parroquiales, ofrecer nuestro servicio y continuar buscando un lugar seguro donde poder establecernos definitivamente.

¿Qué haréis en Lagos?

El proyecto prevé dos fases: la primera fase será una “simple presencia” en el barrio, en la parroquia, entre las personas, en una casa como una de tantas; se buscará descubrir, poco a poco, las necesidades de los jóvenes y de los niños de la zona,  colaborar concretamente en la parroquia, en los movimientos juveniles, ofreciendo también un apoyo a las familias, en el espíritu de familia y con la riqueza del carisma salesiano.

La segunda fase, a largo plazo, será la de encontrar un terreno para construir una obra definitiva. El tiempo en que estaremos en Lagos nos permitirá, además, discernir qué tipo de trabajo educativo-pastoral poner en acción para responder a las exigencias de los jóvenes.

La Inspectora, en la plegaria del envío oficial, en la Casa Inspectorial, os ha entregado una estatua de María Auxiliadora. ¿Cuáles son tus sentimientos?

Un sentido de alegría, como la que Don Bosco y Madre Mazzarello habrían experimentado, y he imaginado también la alegría de Madre Yvonne – si estuviera aquí- al ver finalmente una nueva presencia en esta tierra con una población tan joven. Estos niños han estado allí durante mucho tiempo esperándonos, llamándonos, y ahora tenemos ganas de estar a su lado.

Siento sobre todo en mí la Presencia materna de María y continúo caminando hacia adelante con Ella porque “es Ella quien lo ha hecho todo” – como decía Don Bosco – y es Ella la que nos precede para abrirnos caminos y por tanto no tenemos miedo.

Siento como que Madre Mazzarello y Don Bosco están ya en esta tierra y nos están llamando. He aquí por qué voy con cran alegría y confianza.

Déjanos un mensaje

Gracias a todas las personas que nos han acompañado hasta ahora, a todos los que han compartido las “misiones”. Gracias a los hermanos Salesianos que nos han acompañado desde el principio hasta ahora. Pienso que las primeras personas que serán felices al vernos en Nigeria  son precisamente los hermanos salesianos que han trabajado tan duramente para que el proyecto se haga realidad. Gracias a la Inspectora sor Yolande Kikange y al Consejo, a Madre Yvonne Reungoat, que nos ha estimulado y alentado hasta poder dar este gran paso. Es un gozo también para el Instituto.

Entrevista realizada por sor  Pascaline Affognon, FMA.

FMA nuova presenza in Nigeria con Vescovo e salesiani

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.