Mornese (Italia). El 13 de septiembre de 2020 se inició oficialmente la nueva experiencia de las Hijas de María Auxiliadora en Mornese (AL) con la unión de las dos comunidades, los Mazzarelli y el Colegio, en una Comunidad Internacional, con sede en el Colegio, lugar de origen de  Instituto de las Hijas de María Auxiliadora.

En la inauguración estaban presentes la Vicaria General, sor Chiara Cazzuola, la Inspectora de la Inspectoría Maria Ausiliatrice de Piamonte y Val d’Aosta (IPI), sor Emma Bergandi y los miembros del Consejo Inspectorial, sor Elide Degiovanni, Inspectora emérita, la Inspectora de la Inspectoría Madonna del Cenacolo (ILS), sor Carla Castellino, la Inspectora de la Inspectoría Sacra Famiglia (ILO), Sor Maria Teresa Cocco, sor Emilia Musatti y sor Graziella Curti, algunas Directoras de la Inspectoría IPI y algún mornesino para representar el país.

El Inspector salesiano de la Circunscripción especial Piamonte-Valle de Aosta, don Leonardo Mancini, presidió la Eucaristía haciendo solemne el inicio de la experiencia, en un clima de oración y de confianza en la presencia de Jesús en Mornese.

La Vicaria General, sor Chiara Cazzuola, en su messaggio dijo: “Estamos viviendo juntas una jornada significativa, que es un impulso hacia el futuro. Mornese es para el Instituto, para las FMA y para las Comunidades Educativas, un centro de irradiación del carisma salesiano encarnado de manera maravillosa por Maria Domenica Mazzarello y por la primeras FMA, declinado a las mujeres con la sabiduría del Espíritu. Don Bosco mismo hablando con Don Cagliero y con los primeros Directores Salesianos de la comunidad del Colegio decía “dejadla hacer, dejadla libre para actuar, ella sabe…” porque sabía que Madre Mazzarello, incluso en medio de muchas dificultades, estaba realizando la otra parte del sueño de Don Bosco: hacer para las chicas lo que se hacía ya para los chicos. Por tanto un carisma para la misión, una espiritualidad que se expresa en el don incondicionado a las jóvenes ya los jóvenes”.

La Directora de la Comunidad, sor Maria Vanda Penna, invitó a las Hijas de María Auxiliadora, los jóvenes, las familias, los miembros de la Familia Salesiana y todos los que desean vivir juntos momentos de reflexión y de espiritualidad, a ir a Mornese a los lugares de Madre Mazzarello para revivir la experiencia de los orígenes.

“La vida de las primeras hermanas en Mornese era bella, el corazón de la Comunidad eran Jesús y María y con ellos en el centro resplandecía un fuego de fraternidad y de comunión tan grande que después de sólo cinco años de la Fundación (5 de agosto de 1872), seis FMA jóvenes partieron para anunciar el Evangelio a tierras lejanas (1877)”.

La nueva Comunidad es promotora de la acogida y de la propuesta carismática en los lugares símbolo de una Tierra Santa: el Colegio, el Santuario, la Casa de espiritualidad de los Mazzarelli y la Valponasca, con el compromiso de reavivar el espíritu de los orígenes.

“Hagamos el bien mientras estamos a tiempo”
(Madre Mazzarello)

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.