Nápoles (Italia). El 3 de Enero de 2021, los jóvenes del Movimiento Juvenil Salesiano (MJS) de Italia Meridional, guiados por la Consejera para la Pastoral Juvenil de la Inspectoría de las Hijas de María Auxiliadora Madonna del Buon Consiglio (IMR), sor Giuliana Luongo, y por don Gianpaolo Roma, Salesiano de Don Bosco, Delegado de PG de la Inspectoría Meridional (IME), vivieron el primer Meeting de Animadores online.

El encuentro, que contó con la participación de 320 animadores de las casas salesianas FMA y SDB presentes del sur de Italia y de Albania, se inició con un momento de plegaria y con el saludo de la Inspectora IMR, sor Mara Tagliaferri. A continuación, algunos jóvenes explicaron el compromiso de animadores en este tiempo inédito de pandemia de la Covid-19, que ha requerido de ellos  reinventar el servicio y encontrar nuevas modalidades para hacerse cercanos.

De los testimonios emergió cómo Dios, Don Bosco y Madre Mazzarello movieron y cambiaron su vida:

Davide, del oratorio de Potenza, ilustró las actividades online con las que han implicado a los muchachos de su ambiente durante la pandemia, permitiéndoles compartir, encontrarse y confrontarse, a pesar del lockdown y el distanciamiento social.

Paola, animadora de Caserta, aportó su experiencia sobre una de las iniciativas de su oratorio: algunos animadores fueron a hacer la compra y pusieron en práctica consignas a domicilio para las personas más frágiles y con riesgo de contagio.

Anna Paola, coordinadora de la Consulta de Campania y Basilicata, testimonió que el MGS cambió su vida, ayudándola en las relaciones sociales y a comprender que la elección mejor es obrar con generosidad allí donde se está.

Marta, animadora en el oratorio de Brindisi y recién graduada en Ciencias de la Educación, después de haber participado en la escuela de mundialidad, y sobre todo después en las experiencias en el distrito de Napoli Scampia y en Guatemala, escogió ponerse al servicio de los otros, haciéndose disponible en la educación de los niños de las realidades del territorio, como Don Bosco.

Lorenza, una animadora del oratorio de Ruvo di Puglia, experimentó el aislamiento y la lejanía de su familia contagiada por el coronavirus y, justo en los días especiales de las fiestas navideñas, redescubrió el placer de la conversación con Dios, un Dios cercano que no abandona y ama a cada uno con un amor incondicional. Lorenza, además, emocionó a todos los participantes con su canción, escrita en este tiempo de pandemia a partir de lo vivido por ella.

Tonilda, una joven albanesa, junto a otros animadores y muchachos de su oratorio, se hizo mensajera del agradecimiento hacia quienes, por trabajo y por vocación, se hicieron cercanos a los más contagiados del virus: fueron al hospital de Scutari (Albania) agradeciendo con cantos, mensajes, homenajes florales, a todo el personal sanitario que en estos meses atendió a muchos enfermos.

Después de los testimonios, los animadores se reunieron en grupos de trabajo, para retomar los objetivos del año pastoral y, a la luz de las experiencias escuchadas, encontrar puntos concretos de compromiso. Al final, los grupos diseñaron las características y las virtudes del animador salesiano de hoy, por medio de los “síntomas” de la alegría característica de quien pertenece a la Familia Salesiana.

El evento concluyó con el saludo del Inspector IME, don Angelo Santorsola, y con la presentación de los próximos compromisos. Para los jóvenes del MJS de Italia Meridional, el Meeting de Animadores es una ocasión para compartir y para gozar de la alegría salesiana, que crece y se renueva a través de estos breves, pero intensos, encuentros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.