Roma (Italia). El 13, el 15 y el 17 de julio de 2020 sor Runita Borja, Consejera General para la Pastoral Juvenil, con las FMA Colaboradoras del Ámbito, animó las videoconferencias con con con las personas de referencia de las Escuelas de las Inspectorías pertenecientes a las Conferencias Interinspectoriales de América (CIB – CICSAL – CIMAC – CINAB  y NAC), presentes en 23 Países, sobre el tema: “La pandemia de Covid-19 está reconfigurando la educación: lo que espera a las instituciones educativas FMA en el país, en su provincia”.

Los objetivos para este encuentro online eran: preparar el tiempo post Covid-19, para afrontar y asumir los desafíos, como Comunidades Educativas, y garantizar el derecho a la instrucción, especialmente de las categorías más vulnerables, elaborar direcctrices para el acompañamiento de las Inspectorías y trabajar en red en el compromiso de una misión educativa actual, creativa e innovadora.

En el encuentro estaban presentes 95 participantes entre Hijas de María Auxiliadora y educadores de las Escuelas y de la Pastoral Juvenil.

Las Inspectorías compartieron la situación actual de las propias Escuelas, las dificultades encontradas durante la pandemia y las respuestas ya en marcha para garantizar la continuidad educativa a los estudiantes, además de las expectativas para el próximo año escolar, para garantizar un reingreso seguro, de acuerdo con una posible frecuencia en el aula con un programa de alternancia.

De la confrontación emergieron muchas propuestas, sobre todo en el campo digital, donde es necesario promover el acceso a las nuevas tecnologías, la conectividad, la formación para un uso eficaz y crítico de las tecnologías, visto el cambio en las modalidades de instrucción que incluye siempre más la didáctica online.

Se vio también la importancia de garantizar la sostenibilidad de las obras, promoviendo la formación para la gestión y el uso de los recursos y para el desarrollo de proyectos de apoyo de las mismas. A nivel Interinspectorial, es necesario trabajar en red para consolidar las propuestas educativas y la formación de los maestros.

En el ámbito pedagógico y carismático, sobre todo en este tiempo, es importante continuar ofreciendo una educación a favor de la vida, que promueva un desarrollo del pensamiento reflexivo y crítico y vuelva al compromiso humano y cristiano en los procesos de transformación social, para el ejercicio de una ciudadanía activa. El incremento en el uso de las redes sociales durante el lockdown, permite además ofrecer acompañamiento a los jóvenes y expresar vecindad y apoyo a las familias.

A nivel pastoral, es necesario reforzar la formación sobre el carisma salesiano y trabajar en sinergia con los laicos en la búsqueda de nuevos modos de vivir y de llegar a los jóvenes en los diversos contextos, sobre todo en el digital.

Sor Runita Borja recordó que la experiencia de comunión se extiende, desde las Comunidades locales, a la Inspectoría,  al mundo, a las Iglesias locales, en base a los contextos en los que se trabaja. Por este motivo, el Papa Francisco lanzó una llamada para un  Pacto Educativo Global  que reavive “el compromiso para y con las jóvenes generaciones, renovando la pasión por la educación más abierta e inclusiva, capaz de escucha paciente, diálogo constructivo y mutua comprensión”. Renovar el Pacto Educativo, significa también comprometerse a favor de la Casa Común, para garantizar el futuro a las nuevas generaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.