Castelgandolfo (Italia) Del 4 de julio al 18 de julio, en tiempo de Pandemia de Covid-19, catorce FMA Junioras – doce de la Visitaduría Madre della Chiesa (RMC) y dos de Casa Generalicia – se reunieron para vivir la experiencia formativa del Segundo Noviciado, en preparación a la Profesión Perpetua, en la Casa S. Rosa da Lima de Castelgandolfo, de la Inspectoría Romana Sam Giovanni Bosco (IRO). Cinco FMA vivieron la experiencia del primer mes de preparación y nueve la del segundo mes.

En un clima de plegaria y de reflexión, las FMA se prepararon a revisar el propio camino vocacional para descubrir los signos de Dios activo en la propia historia, profundizaron la experiencia de la Alianza conyugal con Cristo y la dimensión comunitaria de la propia vida y renovado su pasión por los jóvenes para ser, en la escuela de María, mediación de la caridad de Cristo Buen Pastor.

Sor María del Carmen Canales Calzadilla, Visitadora de la Visitaduría RMC, introdujo la experiencia y estuvo presente en la parte conclusiva, para la verifica final. Las jornadas fueron coordinadas por la Vicaria y responsable de la Formación, sor Anna Maria Trotti.

La figura bíblica que acompañó el camino de las cinco hermanas del primer mes del Segundo Noviciado fue la del profeta Elías, con el texto de referencia: “Y he aquí que Yahvéh pasaba” (1Re 19, 11-18). Para las nuevas hermanas del segundo mes del segundo Noviciado, fue el Cántico de Maria el que guió los pasos hacia el “Sí para siempre”: “Mi alma glorifica al Señor, mi espíritu exulta a Dios, mi Salvador” (Lc 1,39-46).

Algunas FMA, como Relatoras, ofrecieron los contenidos de las diversas jornadas por medio de experiencias y en talleres. Un tiempo dedicado a compartir en grupo y el espíritu de familia y de comunión fraterna caracterizaron los demás momentos vividos.

El sentido de pertenencia al Instituto se renovó con la presencia en las “Buenas noches” de sor Runita Borja, Consejera para la Pastoral Juvenil, de la Consejera para la Administración, sor Vilma Tallone, de la Secretaria General, sor Piera Cavaglià, de la Vicaria General, sor Chiara Zazzuola y de la Consejera para la Formación, sor María Nieves Reboso, que se mostró también disponible para los encuentros personales. Las FMA Junioras demostraron su gratitud por el tiempo que les dedicaron y por la oración con la cual se sentían acompañadas. En la verífica final, expresaron su agradecimiento al Señor y a quien ha organizado y ofrecido este tiempo de profundización  y de plegaria.

Las FMA del segundo mes del Segundo Noviciado tendrán la oportunidad de pasar algunas jornadas en Mornese (AL) del 24 al 27 de julio de 2020, donde el encuentro con Madre Mazzarello les ayudará a madurar ulteriormente su entrega definitiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.