Roma (Italia) Con ocasión del 50º aniversario de la erección canónica de la Pontificia Facultad de Ciencias de la Educación “Auxilium” ha sido publicado el primer volumen de la serie Percorsi: Diario con motivo del primer viaje a       América de la Superiora General Sor Catterina Daghero (1895-97) de sor Felicina Fauda, supervisado por Maria Concetta Ventura y editato por Ediciones Palumbi, Teramo 2020.

El libro presenta el histórico viaje, realizado por Madre Caterina Daghero, segunda Superiora General del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, que hace 125 años, el 1º de noviembre de 1895, partía para Génova para visitar a las hermanas y las obras de América, donde las primeras misioneras habían llegado en 877. Este “diario de viaje” está descrito y comentado  por sor Felicina Fauda, joven FMA escogida para acompañar como secretaria personal a la Madre y documentar los casi dos años de viajes, largos y peligrosos, con distintos medios de transporte, por las tierras de Argentina, Uruguay, Chile, Perú y Brasil para encontrarse con las hermanas, hacerles sentir la cercanía del Instituto y conocer las condiciones en que vivían.

El texto recuerda la vida misionera femenina de finales del Ochocientos, en que mujeres muy jóvenes afrontaban viajes transoceánicos y se introducían en ambientes a menudo marcados por la miseria, trabajando con entusiasmo para llevar el Evangelio y una vida feliz a los hermanos y a las hermanas de tierras lejanas.

“Podemos descubrir en estas hermanas, en gran parte jovencísimas, a unas pioneras, animadas por un fuerte impulso misionero, disponibles a dejarse interrogar por las poblaciones con las que se ponían en contacto, capaces de amarlas y de hacerse amar. Si queremos usar una expresión del Papa Francisco, podremos definirlas como “mujeres en salida”, en salida de su patria, de su lengua y costumbres, de los ambientes protegidos  que eran propios de la vida religiosa femenina del tiempo; en salida sobre todo hacia niñas y mujeres necesitadas de descubrir y tutelar la propia dignidad, de hacerse ciudadanas y cristianas conscientes y responsables” (Madre Yvonne Reungoat, Superiora General de las FMA,  Presentazione, p. 7).

Sor Maria Concetta Ventura, FMA, ha revisado la edición de este “Diario”, ofreciendo una visión viva y articulada de las casas, actividades pastorales, fatigas y alegrías de las misioneras, de los viajes largos y aventureros, para que FMA, lectoras y lectores, puedan extraer alimento para un creciente ardor misionero y una profundización del espíritu salesiano femenino.

El texto del Diario está precedido por la descripción de los cuadernos, se centra en los personajes principales, en el desarrollo de las misiones de las FMA en América del 1877 al 1897, en las enseñanzas de Madre Daghero. Se aportan indicaciones para facilitar la lectura y la comprensión del Diario y un inserto fotográfico.

El viaje – se lee en el Prefacio de Adriana Valerio – se configura para las hermanas misioneras como el lugar teológico del encuentro. […] Viajar y salir del propio territorio, físico y mental, significó para aquellas mujeres aceptar el cambio, dejarse transformar, mirar con ojos distintos la condición humana de un mundo no percibido ya como extraño, sino acogido de manera compasiva en la interioridad de la propia experiencia, […] encontrarse de manera distinta con Dios,  no contemplado ya en la intimidad estática de una condición sentida como privilegiada, sino acogido en las obras de caridad, como compañero de un largo viaje por los caminos desarreglados de la vida”.

Video

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.