Angola.  Los profesores de la Asociación UNIFATEA participan en el proyecto de vuluntariado “Educación sin fronteras” en Angola.

Durante las vacaciones de julio, un grupo de 12 profesores de la Red Salesiana y del Centro Universitario Teresa D’Ávila,pertenecientes a la Inspectoría Santa Catalina de Siena, se reunieron en Angola para compartir alegría y conocimientos. El grupo “Educadores sin fronteras” tuvo un seminario para profesores y dirigentes de la comunidad salesiana de Angola.

El seminario internacional sobre la espiritualidad y pedagogía de la educación salesiana tuvo lugar del 17 al 25 de julio de 2019 en la ciudad de Luena, Provincia del Moxico y Cacuaco, Provincia de Luanda. Hubo momentos de reflexión e intercambio de experiencias entre Brasil y Angola, profundizando diversos temas sobre la enseñanza-aprendizaje.

Se presentaron propuestas para las nuevas metodologías y se realizaron talleres prácticos en que se compartían las experiencias de los profesores en clase. El foco de las discusiones avanzó hacia la intencionalidad de la Espiritualidad y Pedagogía, que es el objetivo principal de la misión de los voluntarios.

He aquí el testimonio de los profesores UNIFATEA que han participado:

“Ha sido una experiencia fuerte, cada momento se ha vivido y gozado de una manera única. Me voy con la certeza de que no hay nada más bello que los encuentros, que el participar y ser escuchado por el otro.

“Hay siempre un pequeño perfume en las manos que ofrecen rosas, en las manos que son generosas”(Alberto Costa).- Prof. Mara Filomena Falavigna

“Hemos venido con la intención de ser formadores, hoy me voy de aquí como persona formada, en el afecto salesiano, en el amor fraterno y en la humanidad. Trabajamos aquí con muchas personas de maneras deversas, una cultura diversa, y me voy con una visión completamente cambiada y con alegría en mi corazón”.- Prof. Marco Aurélio Tupinambá

“Después del seminario, hemos concluido con el intercambio de experiencias de los profesores brasileños y angolanos; ha sido una posibilidad única de crecimiento recíproco en el conocimiento de culturas, valores y territorio. El pueblo angolano es un pueblo feliz y lleno de esperanza. Descubrimos que podemos vivir la alegría y la esperanza, que la vida sigue el ritmo de la vida cotidiana de forma sencilla y fraterna. Los gestos de acogida y fraternidad universal nos han unido en el amor. He aprendido que podemos abrazar el mundo por medio de pequeñas acciones de gentileza  compartiendo lo poco que somos y tenemos. He aprendido que la riqueza de la interculturalidad nos refuerza y nos hace más humanizadores. La participación en la experiencia de voluntariado con los profesores ha sido un momento rico de intercambio, conocimiento y experiencias de fraternidad y unidad con los profesores angolanos. El grupo se ha comprometido con generosidad, disponibilidad y amor, preparándolo todo con gran compromiso y dedicación. El resultado de tal entrega y amor ha sido la recogida de muchos frutos en la misión que hemos compartido en Angla. Los profesores y los dirigentes han acogido con favor la propuesta de formación, valorando todo lo que los voluntarios estaban proponiendo durante la formación. Al final hemos recibido muchas muestras de gratitud”.- Silvana Soares

“La experiencia ha confirmado las innumerables capacidades de nuestros educadores, que, junto a la generosidad, a los valores salesianos y al testimonio de vida personal, han dejado una gran huella en los profesores angolanos. Al dejar Angola, estaremos disponibles para proseguir el proyecto, porque la instrucción no tiene confines, ni límites de tiempo”.- Sr. Melka Kastelic.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.