Eccomi, manda me!

Roma (Italia). En la Solemnidad de Don Bosco, el 31 de enero de 2019, Madre Yvonne Reungoat – Superiora General del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora – comunicó a la comunidad de la Casa Generalicia el destino de las 8 hermanas nuevas misioneras.

Las nuevas misioneras, provenientes de 6 Inspectorías y de 2 Continentes, acompañadas por la Consejera para las Misiones, Sor Alaíde Deretti, vivieron del 22 al 31 de enero el  período de discernimiento en vistas a su destino, que se hará efectivo el julio próximo.

En el encuentro con la comunidad antes del anuncio del destino de las nuevas misioneras, Madre Yvonne dijo: “La fiesta de Don Bosco es una gracia para cada una de nosotras; ser monumento de Gratitud a Dios nos renueva en la vocación y en el impulso misionero. Demos gracias al Señor y a la Virgen, porque el Instituto continúa siendo misionero. Alabemos al Señor por el don de las  nuevas misioneras que acogen la llamada del Señor a dejar la propia tierra para llevar el carisma a otros contextos y Naciones. Acompañémoslas con la plegaria, para que puedan transmitir el amor de Dios a los más pequeños y a los pobres.”

Al final de las Buenasnoches de la Madre, la Consejera contactado con todas las Inspectorías para hacerles llegar la comunicación oficial. En su carta, Sor Alaíde recordando las palabras del Papa Francisco escribe: “Hagamos misión inspirándonos en María, Madre de la evangelización. Ella, movida por el Espíritu, acoge la Palabra de la vida en la profundidad de su humilde fe. Que la Virgen nos ayude a decir nuestro “sí” ante la urgencia de hacer resonar la Buena Noticia de Jesús en nuestro tiempo.”

La Consejera dio gracias por el sí generoso de cada nueva misionera y de las Inspectorías de origen, que enviaron hermanas, incluso en la precariedad y en la pobreza, para que pueda difundirse el carisma en otras realidades y reconfirmar la identidad del Instituto educativo-misionero.

En efecto, cuando Don Bosco fundó el Instituto de las FMA, fue movido por un fuerte impulso misionero. Nunca como hoy, las FMA están invitadas a mantener vivo el impulso misionero de los orígenes (C 6).

Éstos son los destinos de las nuevas misioneras:

  Apellidos – Nombre Inspectoría

de Origen

Destino
1 Sr. Bui thi Hoai Yen Maria VTN FIL Papua Nueva Guinea
2 Sr. Bui thi Vu Ngoc Linh Teresa VTN PAR – Paraguay
3 Sr. Da Silva Gomes Isabel TIN BBH – Brasil (Belo Horizonte)
4 Sr. Mamani Liendro María Susi BOL INM – Sri Lanka
5 Sr. Nguyen thi Long Phuong Maria VTN INM – Sri Lanka
6 Sr. Pasi Aprilda Mary INS AEC – Gabón, Camerún, Guinea Ecuatorial, Congo Brazzaville

 

En el 2019, es significativo el envío misionero de estas hermanas. El Ámbito Misiones ya se prepara para vivir – juntamente con todas las comunidades FMA – las Celebraciones para asegurar la vitalidad misionera no sólo del Instituto sino de toda la Iglesia.

Este año habrá distintos aniversarios que podrán ser vividos en una actitud de “salida”:

  • El Centenario de la Carta Apostólica Maximum Illud de Benedicto XV sobre la actividad de los misioneros en el mundo (30 de noviembre de 1919);
  • El Mes Misionero Extraordinario. Tema:“Bautizados y enviados”(Octubre 2019);
  • El Sínodo Panamazónico sobre el tema: “Amazonia: nuevos caminos para la Iglesia y para una “ecología integral” (Octubre 2019);
  •  El Año Internacional de las Lenguas Indígenas, proclamadas por las Naciones Unidas como “esenciales“ para  los derechos humanos, la paz y el desarrollo sostenible;
  •  El 50º de la Pascua de la Beata Sr. Maria Troncatti (25 agosto 1969);
  • El 50º de la creación de la Oficina Misionera Central  (hoy Ámbito Misiones) y del nombramiento de una Consejera general con el encargo específico para las Misiones (Capítulo General XV Especial – 1969);
  • El 50º del traslado de la Casa Generalicia de Turín a Roma (11 octubre 1969) como punto de referencia en la vida de las misioneras: es el lugar donde actualmente se preparan para la misión ad gentes; donde son acompañadas por la Madre, por el Consejo General, por la Consejera y el Ámbito de las Misiones, por la comunidad de la Casa Generalicia, donde reciben el destino y de donde parten para el aprendizaje de una nueva lengua o bien para la nueva Inspectoría.

Con este envío misionero, cada FMA está invitada a renovar la propia adhesión al “Da mihi animas, cetera tolle” y a la consigna “A ti te las confío”. Es la gran oportunidad de vivir como misioneras de esperanza y de alegría, como pide el Capítulo General XXIII, con una mirada amplia hacia las periferias del mundo, donde están los jóvenes más necesitados que esperan el milagro de la vida y una perspectiva de futuro.

El Ámbito Misiones augura un fecundo Año Misionero a todas las comunidades educativas, para vivan en esperanza y alegría, con el corazón y la mente puestos en el envío misionero. “En salida, como los discípulos de Emaús, fortalecidos en la fe y en la esperanza, vayamos con coraje y alegría hacia las periferias juveniles que tienen necesidad de la luz del Evangelio.” (Actas GXXIII, 62)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.