Roma (Italia).  El 6 de agosto de 2020, en la Parroquia salesiana “Santa Maria della Speranza” en Roma, han hecho la Primera Profesión en el Instituto de las Hijas de María Auxiliadora ocho jóvenes de los Noviciados Internacionales Maria Ausiliatrice de Castel Gandolfo (Roma) y Suor Teresa Valsè Pantellini de Roma, Via Appia. Las Profesas pertenecen a las Inspectorías italianas IPI, ILO, ILS, ISI, IMR y a la Inspectoría del Oriente Medio MOR.

La Eucaristía Solemne fue presidida por don Pascual Chávez Villanueva, Rector Mayor emérito de la Congregación de los Salesianos de Don Bosco. La Madre General de las Hijas de María Auxiliadora, Sor Yvonne Reungoat, acogió a las Profesas en el Instituto de las FMA. Con el respeto de las normas sanitarias debidas a la Pandemia de Covid-19, estaban presentes algunas Consejeras generales, las Inspectoras de las neo-profesas, algunas FMA y los padres de las jóvenes. Las Novicias de los dos Noviciados FMA animaron la liturgia y el canto.

En este tiempo de particular sufrimiento para la humanidad entera, el Señor continúa llamando a jóvenes a Su seguimiento, en el camino de los Consejos evangélicos, para testimoniar al mundo las maravillas que Dios cumple en aquellos que ama, recordó don Pascual Chavez en la homilía:

“Hoy vosotras hacéis profesión de amor, testimonios sólo de ser personas amadas por Dios. “Permaneced en mi amor” (Jn 15,9). Del amor brota una vida como la de Don Bosco y de Madre Mazzarello, que vivieron este Amor de Dios siendo para los jóvenes y las jóvenes los buenos pastores por las calles de Turín, de Mornese, de Nizza Monferrato. Tenían en el corazón un solo deseo: querían llenar la comunidad de felicidad entregándoles el don supremo de Cristo. Queridas hermanas, ánimo, María, la Inmaculada Auxiliadora, os dé la mano y os proteja y os acompañe siempre”.

En respuesta al Amor del Padre, las jóvenes leyeron la fórmula de la Profesión expresando la donación a Dios y a los jóvenes y el compromiso de vivir los consejos evangélicos según las Constituciones del Instituto de las FMA.

Madre Yvonne Reungoat entregó las Constituciones y el Crucifijo. Al final del Rito de la Consagración, las Neoprofesas se confiaron a María con el canto Madre Fiducia Nostra.

La Celebración concluyó con los agradecimientos de las Neoprofesas, al Padre, por haber custodiado sus vidas y su camino en este tiempo de incertidumbre a causa de la pandemia, y agradecidas por poder expresar el “sí” en comunión con quienes se están gastando en el servicio a los demás. El gracias va dirigido también a los padres, a las Inspectorías, a las Comunidades, a los sacerdotes y a las FMA que las han acompañado en los primeros años, a los amigos y a los jóvenes presentes a través del directo streaming.

La Madre les expresó el deseo de que sean Hijas de María Auxiliadora felices, contentas de entregarse totalmente al Señor, a las jóvenes y los jóvenes. A las familias expresó el gracias por el apoyo en la vocación de las hijas y aseguró la plegaria de todas las FMA del mundo con estas palabras: “Sentíos acogidas con todo el corazón en esta gran familia”. Finalmente expresó el deseo de que muchos jóvenes puedan escuchar la llamada de Jesús, porque el mundo tiene necesidad de educadores y educadoras que escuchen y ayuden a otros jóvenes a encontrar el sentido de la vida.

Prime Professioni  - 6 agosto 2020

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.